En la agricultura más avanzada de Europa no se firman contratos

Invernaderos tecnológicos, agua de precisión, control biológico. . . pero se siembra a ciegas

Modelo tipo de contrato presentado por Coag.
Modelo tipo de contrato presentado por Coag.

En el invernadero almeriense, el principal generador de riqueza de la provincia, no se firman contratos entre el comprador y el vendedor, es decir entre la comercializadora y el agricultor, en la mayoría de los casos; resulta que en la agricultura intensiva de Almería, ejemplo internacional por su innovación y capacidad exportadora aún se siembra a ciegas, sin saber precio y sin planificación: en Holanda se sabe mejor la producción de la actual campaña en Almería que en la propia Almería. 


A pesar de que la Ley de la Cadena Alimentaria, que entró en vigor en 2013,  establece que toda transacción en el campo debe llevar aparejado un contrato, en la mayoría de los casos  -entre agricultor y comercializadora no se cumple, al contrario que entre la comercializadora y la distribuidora que sí se firman, en la mayoría de los casos estos documentos contractuales que obligar a  ambas partes a cumplir con una serie de requisitos. En algunos casos, lo que sustituye al contrato entre el agricultor y la alhóndiga es una simple factura.


En opinión de las organizaciones agrarias, la falta de un contrato de compraventa es lo que a veces provoca crisis de precios, no solo la importación de países terceros. Para concienciar al agricultor de la necesidad de firmar un documento que garantice, al menos, los costes de producción de la cosecha, la organización agraria Coag presentó ayer un modelo de contrato agrícola para la actual campaña y anticipó la creación de un servicio jurídico al que el productor puede acudir en caso de conflicto.



El secretario provincia de Coag, Andrés Góngora,  considera fundamental un cambio en el modelo comercializador implantado en la provincia. “Es necesario plantearse la planificación de la campaña con contratos cerrados desde el primer día de siembra, a través de comercializador, OPFH, cooperativa o la entidad que se prefiera”.


Las organizaciones consideran que es necesario crear un registro de contratos.



“Es verdad que puede haber casos en los que los productores sin contrato puedan pegar un pelotazo como pasó alguna semana con el Pimiento California a cuatro euros, pero eso no es lo normal”, explicó Góngora.


“Hay otros sectores que lo están haciendo con buenos resultados, como por ejemplo el lechero”, añadió.  

 

Temas relacionados
Agroalimentación Invernaderos Comercio Hortalizas y verduras

para ti

en destaque