Claves de una agrodécada: más kilos, más agua de precisión y fracaso en precios

El Ministerio de Agricultura estima un alza de producción del 20% en hortalizas en 2010-2020

El agro almeriense pivota sobre aumentos de producción.
El agro almeriense pivota sobre aumentos de producción.
Manuel León 22:42 • 07 sept. 2021 / actualizado a las 07:00 • 08 sept. 2021

Una de las claves de comportamiento del agro provincial en la última década (2010-2020) ha sido el aumento de la producción, muy por encima del valor que, en algunos casos puntuales, ha sufrido mermas en sus registro.


Según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, el invernadero almeriense ha visto incrementada su producción en estos diez años en un 20%.  y ha sido especialmente significativo en pimiento y sandía. En ese mismo periodo la superficie hortícola se ha visto elevada en una tasa menor a su producción: en torno al 13%, aunque sigue siendo mayor que la de otro tipo de cultivos. 


También el olivar incrementó su extensión en 2020  en un 6% con respecto a 2010, así como su producción un 12% más. Sin embargo ha menguado la producción de cítricos almerienses en la última década así como la superficie en más de un 6%.



Los principales motivos de preocupación de los agricultores, según el último informe ministerial, han sido los sucesos meteorológicos adversos como la DANA, la entrada de nuevas plagas, las caídas de precio de la producción y el recorte de los trasvases como el del Tajo y el Negratín.


Otra de las tendencias de los últimos años, recogida por el Ministerio, es la tendencia cada vez más hacia una agricultura de precisión en el que el aprovechamiento de cada metro cúbico de agua se ha multiplicado en la última década. Una de las empresas que ofrece la digitalización de procesos en el campo es la compañía almeriense Hispatec, que cuenta con un software que permite monitorizar todos los procesos de tratamiento y producción de un cultivo y ofrece una plataforma de inteligencia artificial para nuevas propuestas. 



Cada vez es más caro regar y con el objetivo de optimizar costes las empresas de la industria auxiliar almeriense trabajan cada vez más en la investigación del riego controlado, evaluando la resistencia que tiene cada cultivo al estrés hídrico en cada momento del calendario. Y también se investiga en el desarrollo de nuevos indicadores para saber el estado hídrico de los cultivos de manera remota, por medio de cámara.


Se apunta en el informe a que es necesario seguir invirtiendo para obtener una tecnología aún más fina que permita avanzar en una agricultura de precisión.



Temas relacionados

para ti

en destaque