El encarecimiento del alquiler hace crecer la demanda de compras

Los precios de viviendas unifamiliares suben quince veces más que los de las plurifamiliares

Chalet Cala Panizo, lujo junto al mar por 1.700.000 €.
Chalet Cala Panizo, lujo junto al mar por 1.700.000 €. La Voz

La pandemia originada por el coronavirus ha generado nuevas tendencias y una de las más evidentes es que muchos almerienses tratan de cambiar su lugar de residencia. Buscan con ello alejarse lo más posible de los entornos urbanos y de las aglomeraciones. Es la respuesta a esa búsqueda de la seguridad ante contagios.


Como consecuencia de ese cambio de tendencia se ha producido un fuerte desequilibrio en los precios de las viviendas según su tipología y su ubicación. En el caso de Almería los operadores inmobiliarios señalan que mientras en la capital un piso ‘normal’ apenas se ha revalorizado en los últimos años un uno por ciento, en entornos menos saturados o en el caso de viviendas unifamiliares la subida ronda el 15 o 16 por ciento, es decir quince veces más.


Aislamiento



Las preferencias actuales, para aquellos que puedan pagárselo, apuntan a viviendas más amplias, con un buen equipamiento, con terrazas o jardines y con espacios adecuados para poder hacer frente con comodidad al teletrabajo.


El alejamiento de las zonas más saturadas es también una característica que valoran los posibles compradores, de forma que municipios próximos a la capital o a los grandes núcleos urbanos de la provincia adquieren un mayor valor de venta.



Pero en cualquier caso se están registrando también incrementos en las cotizaciones de viviendas en la ciudad, siempre y cuando dispongan de espacios comunes como jardines o zonas de ocio, en especial para los pequeños de la casa. La disposición de piscina, ya sea privada o bien como parte del equipamiento de una zona residencial ‘tira’ de los precios, de forma que se paga entre un 30 y un 40 por ciento más por el metro cuadrado de vivienda que en aquellas que no la tienen.


La zona centro de Almería se mantiene como la zona más cara de la capital y de la provincia. En el entorno del Paseo se encuentran algunas de las viviendas con precios más elevados, caso de una casa, construida en el año 1928 en la Puerta de Purchena tasada en 1.800.000 euros, o un piso de 293 metros cuadrados en esa misma calle que cuesta más de 800.000 euros.

 

Temas relacionados
Mercado Inmobiliario Empresas Vivienda

para ti

en destaque