La desaladora de Almería esquilma tres hectómetros de agua dulce al año

Así lo afirma el catedrático de Geología José María Calaforra contradiciendo a Margarita Cobos

Punta del río donde están ubicados los sondeos de extracción.
Punta del río donde están ubicados los sondeos de extracción.

El agua de la Desaladora de Almería, utiliza, desde su puesta en marcha en torno a 2006, tres hectómetros cúbicos anuales de agua dulce del acuífero del Bajo Andarax, lo que suma un total de 45 hectómetros aproximadamente, contraviniendo la normativa la normativa legal y el sentido común que obliga a que las desaladoras se nutran específicamente de agua de mar, como su nombre indica y como ocurre con las de Carboneras y Balerma. Así lo atestigua José María Calaforra, catedrático de geodinámica externa de la Universidad de Almería y director del Grupo de Investigación de Recursos Hídricos y Geología Ambiental.


Calaforra acusa a la concejala Margarita Cobos de haber dado una interpretación errónea del informe que le fue encargado a su grupo sobre los efectos de la ampliación de la producción de agua de la Desaladora de Almería, firmado por Fernando Sola Gómez. Cobos indicó la semana pasada en rueda de prensa ante un grupo de regantes que el informe la UAL respalda la decisión del área de Sostenibilidad Ambiental del Ayuntamiento de incrementar el número de bastidores que funcionan en la desaladora. Sin embargo, Calaforra niega la mayor y aclara que "la Universidad de Almería no respalda el aumento del caudal de la Desaladora de Almería para incrementar la producción de agua desalada con el método actual de extracción, es falso".


Y añade el catedrático que "a pesar de que se ha realizado un informe del informe por parte de técnicos de la Junta de Andalucía donde parece que la planificación está por encima de cualquier daños que se pueda realizar al acuífero, quiero dejar claro que el informe de la UAL detecta los grandes descensos de caudal que se producirían en la zona inmediata de la costa, que ya está ocurriendo sin la ampliación, los que implica una llegada de agua dulce a la zona que hace que la desaladora de Almería esté siendo alimentada, no solo por agua de mar sino por un 25% de agua dulce del acuífero del Bajo Andarax." 



Según Calaforrra "haciendo unos cálculos someros, se puede decir que la desaladora de Almería está consumiendo en la actualidad del orden de tres hectómetros cúbicos de agua dulce al año, desde su puesta en marcha y llegará el momento en el que esa franja de agua dulce irá adelgazando hasta prácticamente desaparecer".


El informe firmado por la Universidad de Almería, donde se hacen estas conclusiones, lleva por título "Apoyo técnico hidrogeológico en la tramitación de los procedimientos necesarios para las masas de agua en mal estado en la provincia de Almería". Fue terminado de redactar el 14 de diciembre de 2020. 






 

Temas relacionados
Ayuntamientos Agua Comunidades de regantes Desaladoras

para ti

en destaque