Los regantes de Rambla Morales piden que se anule la subasta de la desaladora

Consideran que CaixaBank adjudicó a una empresa privada un bien público sin licitación previa

La desaladora de Rambla Morales será objeto de litigio.
La desaladora de Rambla Morales será objeto de litigio.

Los regantes de Níjar han encargado a un despacho de abogados la posibilidad de pedir la nulidad de la subasta de la desaladora de Rambla Morales, que fue adjudicada a un fondo buitre por parte de La Caixa y posteriormente adquirida por Aqualia por 2,5 millones de euros.


Los comuneros entienden que debió aplicarse en la subasta el criterio de bienes de corporaciones locales y no la ley mercantil que, consideran, ha tenido como resultado la adjudicación por una empresa privada de unos bienes públicos sin licitación. 

La Comunidad de Regantes de Níjar llevará a su próxima asamblea la solicitud de a concesión del agua producida en la desaladora  Mar de Alborán (Rambla Morales).



Según los regantes “la Concesión de Riego en relación con los usuarios y elenco de riego existente se encuentra inscrita en el Organismo de Cuenca, y en la actualidad no ha cedido sus derechos a nadie y que se opondrá a cualquier concesión que suponga solapar sus derechos con los de otro interesado”.


Y añaden en su informe que “dicha concesión por lo tanto no puede adjudicarse a un tercero, y mucho menos ha sido adjudicada en la subasta en un Juzgado civil, dado que en la misma solo se han podido adjudicar unos bienes, pero no la actividad ni los permisos ni las concesiones.



La intención de la Comunidad de Regantes es iniciar las conversaciones necesarias para ceder ese derecho a otra, u otras, entidades de carácter público, por entender que, el agua es un recurso público, y proponiendo su distribución a través de las cuotas que la Feral, Federación de Regantes de Almería, dispusiese entre todas las comunidades. La adjudicataria de las instalaciones y terrenos donde se hallaba la desaladora se ha adjudicado una obra ejecutada por valor de 180 millones, (debido a un crédito impagado contraído de 125 millones) que en realidad compró a un tercero que a su vez compró la deuda al banco con el que  los regantes tenían la deuda por 16 millones de euros.


La entidad financiera titular de la hipoteca, entendiendo la situación de Rambla Morales, procedió a ceder el crédito, pero con la condición de dar por saldada la deuda por ese importe,  esto es comprometiéndose la adjudicataria a no reclamar nada a Rambla  Morales ni a sus comuneros.


 

Temas relacionados
Aqualia Agua Desaladoras Comunidades de regantes Níjar

para ti

en destaque