Murgiverde más Agroiris: en el póker de ases del campo almeriense

La unión de ambas firmas crearía un coloso con más de 300 millones de facturación y 12 centros

Ambas empresas tienen sede social en El Ejido.
Ambas empresas tienen sede social en El Ejido.

El campo almeriense, aunque muy a trompicones, camina cada vez más por la senda de la concentración de la oferta, que tantos beneficios supone para la actividad exportadora y para evitar las presiones de precios a la baja del sector de la distribución. La mayor operación de concentración de la oferta de los últimos años fue la de Única Group, que encabeza la facturación del sector con cerca de 500 millones de euros como cooperativa de segundo grado con socios en cuatro regiones. Si el flirteo de Murgiverde y Agroiris acaba en casamiento, se colocaría entre las cuatro o cinco primeras empresas del sector, junto a firmas como La Unión, Vicasol, Agroponiente y CASI.


Murgiverde y Agroiris, dos de la principales empresas agroalimentarias del Poniente almeriense, iniciaron el pasado mes de abril contactos para llegar a un acuerdo de integración. 


La iniciativa -adelantada por Ideal- ha correspondido a la cooperativa presidida por Antonio Sánchez Baños, quien a finales de abril ya informó a los socios de los contactos mantenidos con Agroiris a través de una conferencia telemática. 



Juan Antonio Díaz Planelles, gerente de Agroiris, ha declarado a La Voz que “los contactos son aún preliminares, se están recogiendo ideas de cómo dar este paso que creo que nos beneficia a las dos compañías”. 


De la misma forma, el presidente de Murgiverde, Antonio Sánchez Baños, indica que “somos dos empresas muy similares en volumen y complementarias en el cultivos y esos nos puede beneficiar y daremos el paso si los socios así lo aprueban”. Sánchez Baños no cree que los personalismos a la hora de repartir cargos en la compañía resultante pueda suponer un problema, “ya tenemos experiencia en este tipo de fusiones y no ha habido problemas hasta ahora". Todo apunta que para lograr un equilibrio de fuerzas en la Junta Rectora resultante habría un periodo pactado de rotación en los cargos, como a veces se estipula en las fusiones bancarias.



Las dos compañías unidas contarían con una producción agregada de más de 400 millones de kilos de frutas y hortalizas y doce centros de trabajo, aportando seis cada una de las firmas. El número de socios global rebasaría el millar, teniendo en cuenta que la Sociedad Agraria de Transformación Agroiris cuenta con 718 socios y Murgiverde con cerca de 500 agrupados por familias, que serían más de 1.600 socios individuales. Tanto Murgiverde como  la SAT Agroiris, ambas con domicilio social en El Ejido, han tenido desde su nacimiento vocación por ir asumiendo procesos de concentración de la oferta con incorporación de nuevas compañías. 


Murgiverde es una cooperativa de segundo grado, pero con la peculiaridad que solo cuenta con una Junta Rectora para seis empresas satélites. Germinó de la fusión en 2005 de Ejidoverde y la histórica Agromurgi y posteriormente incorporó a Camponíjar y Geosur. Ha estado comandada en los últimos años por Manuel Galdeano como presidente, quien alternó también esta función con la de presidente de Coexphal, hasta que hace dos años tomó el relevo Antonio Sánchez Baños. Murgiverde facturó en 2019 en torno a 160 millones de euros, según informe de la Confederación de Empresas de Economía Social (Cepes).


Agroiris se fundó en 1994, a través de la iniciativa del actual gerente Juan Antonio Díaz Planelles junto con un grupo de agricultores. Planelles, un clásico en el sector, estuvo en Mercoalmería con Juan Antonio Petit y también fue directivo en Agromurgi, por lo que, en cierta forma, será como volver a sus orígenes.


En 2013, Agroiris absorbió a Ejidoluz y Maybe y en 2017 compró la nave de Femago en Níjar, con José Luque Villegas como presidente. Ambas compañías son muy equlibradas, muy semejantes en tamaño y con un amplio portfolio de producto en el que destaca el pimiento y el segmento ecológico, sobre todo Murgiverde.  Agroiris facturó 170 millones de euros en 2019, según Cepes, por lo que la facturación agregada de ambas firmas sobrepasaría los 330 millones de euros anuales. 

 

Temas relacionados
Cooperativas Agroalimentación Agricultores Hortalizas y verduras Invernaderos Exportaciones

para ti

en destaque