El Banco de España otorga a Almería mayor resistencia ante a la crisis

Su PIB es, junto a Jaén, el que menos cae de Andalucía por la fortaleza del sector primario

La actividad hortofrutícola ha suavizado la crisis en la provincia de Almería.
La actividad hortofrutícola ha suavizado la crisis en la provincia de Almería.

La pandemia, el Estado de Alerta, la crisis sanitaria,  el confinamiento, el cierre perimetral y todos los predicados que lleva consigo el sujeto que es la covid 19, no han sido tan dañinos para la actividad económica de Almería como para la mayoría del resto de provincias. 


Al menos ese es el beatífico corolario que se desprende del informe publicado ayer por el Banco de España titulado ‘La Evolución de la actividad en las provincias españolas a lo largo de 2020 y sus determinantes’.


El artículo señala que el descenso del Producto Interior Bruto (PIB) en Almería ha sido del 9,5%, que es la desaceleración más atenuada de la región, junto con Jaén (-8,7), frente al desplome de otras provincias como Málaga, que ha registrado una caída del 17%, Granada el 12,6%, Cádiz fue del 12,4 por ciento; en Sevilla, del 10,7 por ciento; en Córdoba, del 10,2 por ciento; en Huelva, del 9,5 por ciento.



A nivel nacional, las provincias de Baleares (-27%) y las canarias de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, junto a Málaga, Gerona y Alicante, registraron las mayores caídas del PIB el año pasado, que estuvo marcado por la heterogeneidad del impacto del Covid, siendo mayor en las zonas con mayor peso del turismo e incidencia en la movilidad.


El PIB español registró una caída del once por ciento en 2020, una de las más acusadas entre los países desarrollados, lo que contrasta de modo “desfavorable” con la contracción de la economía mundial (del 3,5%, según el FMI), subraya el Banco de España, que explica que el perfil trimestral del PIB en nuestro país estuvo condicionado por la evolución de la pandemia.



En cuanto a los factores que explican la heterogeneidad del impacto, concluye el informe que un mayor peso del turismo, sobre todo extranjero, en la actividad provincial, una mayor proporción de empleo temporal, así como un menor peso del sector público y niveles más bajos de movilidad ciudadana, estuvieron asociados con mayores caídas de la actividad.


El informe del Banco de España revela que Almería ha finalizado mejor (o 'menos peor') de lo que se esperaba el primer año pandémico. Las previsiones del estudio de Analistas Económicos de Andalucía para 2020 eran que Almería finalizará el año con una caída de su actividad económica del 10,7% en el escenario más halagüeño, frente a una caída andaluza del 11,7%.


El invernadero, un salvavidas
La única explicación que tiene que Almería haya resistido mejor la crisis de 2020 que el resto de provincias vecinas habría que buscarla en el pundonor que ha demostrado la actividad agrícola en la provincia. El sector primario no solo ha menguado en estos meses asolados por el virus, sino que ha salido reforzado por su condición de actividad esencial para proporcionar alimento no solo en el mercado interior sino a 500 millones de euros. Aquellas provincias que, como Málaga, cargan más su PIB en la actividad turística y en general en los servicios han sufrido mayor desplome.


 

Temas relacionados
Consumo Hortalizas y verduras Crisis económica

para ti

en destaque