Regantes: “Por qué la desaladora de Almería no toma el agua del mar”

Encuentro de agricultores y comercializadoras con la concejala Margarita Cobos

Junto a los matorrales de la punta del río están los sondeos de agua salobre de la desaladora.
Junto a los matorrales de la punta del río están los sondeos de agua salobre de la desaladora.

Representantes de los regantes de la Vega de Almería y empresas comercializadoras hortofrutícolas mantuvieron ayer un encuentro con la concejala de Sostenibilidad Ambiental Margarita Cobos para tratar de acercar posiciones en la controversia sobre el uso de los pozos de agua por parte de la desaladora de Almería. Hasta ahora, la desaladora capitalina que gestiona Acciona-Abengoa ha actuado más como desalobradora que como auténtica desaladora, puesto que no extrae el agua directamente del mar, sino de sondeos realizados en tierra que, según los regantes, están conectados con el acuífero. "Por qué la desaladora de Almería no hizo una tubería directamente hasta el mar, como la de Carboneras o la de Balerma", se preguntan los regantes. Y añaden "con la desaladora del Cabo de Gata, la decana de la provincia, se hizo algo parecido y ya no funciona porque afectó a los recursos de los pozos cercanos".


Los regantes presentaron hace un mes más de 600 alegaciones contra la medida proyectada por el Ayuntamiento para incrementar el uso de los bastidores porque consideran que va en perjuicio del acuífero del Andarax, del que se nutre toda la vega de Almería para regar las hortalizas.


En el encuentro participaron además de la edil capitalina, el presidente de CASI Miguel Vargas, el gerente de Coexphal, Luis Miguel Fernández, Agroponiente, José del Aguilar y Francisco Belmonte de la Asociación de Norias y Pozos y Francisco del Aguila, de Viagro, entre otros representantes.


El proyecto del Ayuntamiento es poner en marcha el próximo mes de enero la ampliación de bastidores de la desaladora para dejar de depender paulatinamente del agua de los Pozos de Bernal en el Poniente  almeriense.


 Eso supondrá un incremento del recibo del agua domiciliaria en la capital del 20% y cuya ordenanza ha  sido bautizada por los grupos de la oposición como ‘el tarifazo’. Hay un pleno pendiente monográfico para debatir la medida.



Los regantes intentaron hacer ver a la edil que no es que estén en contra de que se provea de más agua desalada para el abastecimiento a domicilio, lo que consideran es que tienen probado que el agua que se extrae no es solo del mar sino del acuífero del Bajo Andarax con el que se riegan casi 2.000 hectáreas de cultivos de frutas y hortalizas desde Santa Fe de Mondújar hasta La Cañada de San Urbano, incluyendo toda la zona de influencia de la cooperativa CASI.  


Los socios de las seis asociaciones que han presentado las más de 600 alegaciones son los de la Asociación para la Defensa de la Agricultura de Almería (ADA); Comunidad de Regantes del Bajo Andarax; Asociación de Vecinos Vega de la Cañada; Asociación de Norias y Pozos del Término Municipal de Almería; Asociación de Vecinos Bomar. La organización de exportadores de frutas y hortalizas, Coexphal, también sometió a votación en Asamblea la necesidad de proteger el acuífero.


En las inmediaciones de la desaladora hay abiertos 21 sondeos que los agricultores consideran que van a esquilmar aún más los acuíferos de agua dulce si se incrementa la captación, “quedando afectados miles de familias que viven de la agricultura”, expresó el presidente de la Asociación de Pozos y Norias José del Aguila.


Según José del Aguila,  los sondeos no están precisamente en la orilla del mar, sino a 60 o 70 metros hacia tierra firme en agujeros verticales.


 

para ti

en destaque