Los dueños de pozos y norias de la Vega de Almería ven peligrar su acuífero

Presentan una reclamación al Ayuntamiento por el aumento de actividad de la desaladora

La desaladora  de Almería va a aumenta la extracción con tres nuevos bastidores.
La desaladora de Almería va a aumenta la extracción con tres nuevos bastidores.

La Asociación de Norias y Pozos de Almería, que acoge a 50 regantes de la zona de la Vega de Almería, ha presentado una reclamación en el Ayuntamiento de la capital contra el acuerdo plenario adoptado esta semana para incrementar la extracción de agua de la Desaladora. Consideran los regantes que la desaladora no absorbe agua directamente del mar, sino que la saca mezclada con acuíferos que son indispensable para el cultivo del tomate como la Fuente del Mamí, “que prácticamente ha desaparecido”.


El punto que ha levantado la indignación de los propietarios de pozo es el del aumento de la captación de extracción de dos a cinco bastidores de la desaladora, que supone, según los regantes, un incremento de extracción de agua dulce  y salada del 250%.


Según José del Aguila, presidente de la Asociación, hay 21 sondeos hechos entre el frontal de la Desaladora y la desembocadura del río, que no están precisamente en la orilla del mar, sino a 60 o 70 metros hacia tierra firme en agujeros verticales de unos cien metros de profundidad. “Tenemos estudios que demuestran que la salinidad del agua extraída es de 15 gramos por libro, cuando lo normal del agua del mar es de 37 gramos por litro”, explica Del Aguila.

 



La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, ha trasladado que cuenta con un informe de profesores de la UAL que certifica que la extracción de más agua para abastecimiento humano no va a perjudicar al acuífero.


Está previsto que en los próximos días se reúnan ambas partes para tratar de buscar un entendimiento.  La Asociación asegura en el escrito presentad en el Ayuntamiento que desconoce “por qué la Desaladora  no extrae agua directamente del mar, como era su proyecto inicial y se modificó por los sondeos en tierra firme, produciendo un sobrecoste”. La Asociación añade que “este cono de succión provoca la bajada del nivel del agua y el aumento de su salinización, como se notificó al Defensor del Pueblo Andaluz, en el que se le exponía que la noria del cortijo Las Terreras-La Cañada de San Urbano, que suministraba a dos motores de extracción, ha quedado seca”.


También exponen que “hemos tenido constancia d que científicos de la UAL analizan el agua de la zona donde el emisario deposita la sal, pero desconocemos si se hacen análisis similares al acuífero para conocer su cantidad y calidad”.


Del Aguila estima que los agricultores afectados por este descenso del acuífero de  la zona podría alcanzar el medio millar. 


 

Temas relacionados
Universidad de Almería La Cañada Agricultura Profesores Asociaciones

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería