Almería esquiva la desaceleración con unos datos de alta estabilidad

Colegio de Economistas lanza un informe sobre la evolución del crecimiento de la provincia

El sector hortofrutícola goza de buena salud en la provincia.
El sector hortofrutícola goza de buena salud en la provincia. La Voz

El análisis del nivel de crecimiento de la provincia de Almería que ha elaborado por vez primera el Colegio Profesional de Economistas de Almería evidencia que el modelo económico almeriense goza de buena salud y presenta índices de crecimiento sólidos.


El resumen del informe indica que a lo largo del último año se registra un crecimiento que, aunque sin grandes saltos mes a mes, presenta una estabilidad muy apreciable que arroja una mejora general de los resultados del dos por ciento, superior a la media de crecimiento española.


No se trata de que haya determinados sectores que gozan de mejor salud y de otros que presentan niveles inferiores, sino que la práctica totalidad de los indicadores aportan niveles que permiten que se pueda hablar de una salud generalizada.


Sector por sector

Los datos, todos ellos procedentes de fuentes oficiales, recogen la evolución de un total de 19 indicadores que presentan una mejora sostenida con respecto a los mismos segmentos del año anterior.  Sólo en uno de esos indicadores, el de ventas de vehículos industriales, se registra un leve descenso con respecto al año anterior (2018).


El primer capítulo estudiado por los economistas es el de la balanza comercial del sector hortofrutícola. El resultado de la campaña 2018/2019, hasta el mes de octubre, indica que las exportaciones aumentaron un 8,3 por ciento, hasta 2.409.32 toneladas, mientras que los ingresos obtenidos por las empresas comercializadoras se incrementaron un 1,5 por ciento, pasando de 2.106 millones de euros en el año anterior a los 2.268 millones en la campaña de 2019.


Crece el turismo

Por otra parte, y frente a las dudas en torno a los resultados del sector turístico, los registros de ese último año también arrojan resultados en positivo, tanto en cuanto al número de viajeros alojados en hoteles (1.444589, un 6,6 por ciento más), como en número de pernoctaciones en los establecimientos (5.450.070, un 0,5 por ciento de aumento) o en llegadas totales de turistas (2.195.435, un 6,3 por ciento más). Se da además la circunstancia de que esos turistas incrementaron su gasto medio de los 61 euros del año 2018 a los 64 del ejercicio pasado, lo que desemboca en un aumento de los ingresos.


Consumos

Uno de los indicadores que normalmente se relacionan con la actividad es el del consumo energético. En ese último año analizado por el Colegio de Economistas se observa que el doméstico, el de los hogares, se mantiene estable con 793.859 megavatios, con un aumento del 1,3 por ciento. Sin embargo aumenta de forma notable el del conjunto de la provincia, lo que en principio responde a una mayor actividad económica e industrial. El balance final de la provincia recoge un consumo que se situaba en 2.401.656 megavatios, lo que supone una tasa de crecimiento acumulada en el último año del 4,1 por ciento.


Muy fuerte aumento la licitación de obra pública que, en el acumulado hasta el mes de septiembre, crece en un 157 por ciento al pasar de los 323 millones de euros a los 972 millones del ejercicio de 2019, según los datos aportados por la patronal del sector, SEOPAN. En cuanto a la licitación oficial del Ministerio de Fomento, el aumento es del 824 por ciento, pero en el acumulado sólo en 2019 se registra un descenso que se estima en un 91 por ciento menos.


Más de 12.000 desempleados menos en el último año

Los datos sobre la evolución del empleo en la provincia que los economistas almerienses han obtenido tanto del Servicio Estatal de Empleo como de la Seguridad Social o de la Encuesta de Población Activa (EPA), dibujan una situación bien distinta a la de los últimos años.


De hecho hay que retroceder hasta mediados de la pasada década para encontrar niveles de desempleo inferiores a los actuales. Almería ya puede presumir de presentar balances que no se conocían desde antes de la crisis económica que llegó en 2008, un ‘privilegio’ que sólo se produce en esta provincia junto a las de Segovia y Burgos.


En el informe sobre la evolución del mercado de trabajo en el último año, el Colegio Profesional de Economistas destaca el hecho de que el número de personas en situación de desempleo ha pasado de 85.800 a 66.000, con un descenso cifrado en el 23,07 por ciento.


Ese descenso se recoge también en las estadísticas de personas ocupadas que hasta el pasado mes de octubre eran 268.200; un año antes ese número era de 250.400 es decir cerca de 12.000 ocupados más. La tasa de paro igualmente ha retrocedido desde el 25,5 al 19,8 por ciento (según datos de la EPA).


Importante aumento de la ‘tasa de actividad’ de la provincia que ha aumentado desde el 44 por ciento del ejercicio de 2018 hasta el 57,8 por ciento con el que se cerraba el año siguiente. En ese año los afiliados en alta en la Seguridad Social pasaban de las 293.442 a las 303.977 personas, un aumento interanual  del 2,3 por ciento.


En precario Pero, como suele ocurrir, no es oro todo lo que reluce y en el caso del empleo la generación de mano de obra no ha ido acompañada de una mejora de las condiciones laborales. Más del 92% de los empleos son temporales y más de la mitad de empleados gana menos de mil euros. Persisten hasta 11 zonas identificadas por la Junta con problemas de desigualdad, entre ellas el área Araceli-Piedras Redondas-Los Almendros, El Puche, La Chanca, Ejido, Las Norias o La Gangosa, entre otras.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería