Francia prohíbe vender ecológico con calefacción y abre negocio a Almería

El invernadero almeriense comercializa frutas y hortalizas en el país galo por 351 millones

tomate  ecológico almeriense cultivado en una finca bio de Viator.
tomate ecológico almeriense cultivado en una finca bio de Viator.

El Gobierno francés se las ha puesto al invernadero ecológico almeriense como se las ponían a Fernando VII en el billar: para que solo tenga que empujarlas. El Comité Nacional de Agricultura Ecológica en Francia (CNBA) ha decidido   prohibir la comercialización de producción bio con calefacción en invernadero desde el 21 de diciembre hasta el 30 de abril, dejando el camino franco a que durante esos cuatro meses pueda llegar producto de otros países como España que no utilización calefacción sino luz solar.


Francia, además, es de por sí el segundo mercado de la producción hortofrutícola almeriense donde compra con un valor de compra de 351 millones de euros la pasada campaña, superado solo por Alemania. Almería es prácticamente la única zona hortícola europea que puede darle a Francia lo que quiere: productos ecológicos madurados exclusivamente con luz solar.


La Interprofesional de frutas y hortalizas frescas francesas, Interfel, ha tomado nota de la decisión y quiere hacer un llamamiento sobre las implicaciones de esta decisión y han expresado su desacuerdo con las fechas de comercialización autorizadas (del 30 de abril al 21 de diciembre) y han pedido iniciar la comercialización desde el 21 de marzo. El debate se ha reabierto tras el auge verde tras las elecciones europeas cómo definir si un producto puede ser catalogado como ecológico cuando para su producción debe apoyarse en el uso de la calefacción. De hecho, la normativa exigirá el uso de energías renovables para calentar todos los invernaderos a partir de enero de 2025.


La provincia de Almería cuenta en la actualidad con más de 2.600 hectáreas cultivadas en ecológico bajo invernadero (sobre el 10 % de la superficie total invernada) y es un sector estratégico para los productores, que prevén llegar a las 5.000 hectáreas en los próximos cinco años.


El consumo ecológico en los mercados europeos ha experimentado en los últimos cinco años crecimientos sostenidos, así como el gasto alimentario en ecológico, donde destaca especialmente la demanda de frutas y hortalizas bio.


De hecho algunas cadenas de distribución europeas ya planean, a corto y medio plazo, que la mitad de su oferta hortofrutícola en sus lineales sea en orgánico.


La provincia de Almería parte con ventaja, ya que los principales competidores centroeuropeos en producción bajo plástico como Países Bajos cultivan en hidroponía (en lugar de tierra se utiliza sustrato) ante la dificultad que tiene de cultivar directamente en el suelo debido a estar a nivel del mar.


En Almería, destacan en ecológico empresas como Campojoyma, Biosabor o Unicafresh.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería