El mundo de la enología española volvió a mirar a Garrucha

Cata Ciega de los Cinco Mejores Vinos de España en el Escánez

Paco Escánez junto a ilustres bodegueros españoles
Paco Escánez junto a ilustres bodegueros españoles Néstor Cánovas

El restaurante Escánez de Garrucha acogió ayer el que ya es considerado como uno de los mejores eventos enológicos y gastronómicos del panorama nacional. La Cata Ciega de los Cinco Mejores Vinos de España reunió a un selecto grupo de comensales en lo que se ha convertido ya en una referencia para los enólogos del país.


En un ceremonial que ya se ha hecho clásico previamente se habían seleccionado los cinco vinos con más alta puntuación según las cuatro guías más prestigiosas: Guía Proensa, Guía Gourmets 2019, Guía Peñín 2019 y el Anuario de os Vinos de El País.


Cada uno de ellos fue numerado, para evitar la identificación por parte del centenar de catadores que ayer asistieron a la cata y el resultado señaló el Pesus (Bodega Viña Sastre) como el mejor vino español del año. Tras él quedaron clasificados La Nieta (Marcos Eguren), Cirsion (Bodegas Roda), Pisón (Bodega Artadi) y Alabáster (también de Marcos Eguren).


Lujo en la mesa
Sobre las mesas del Escánez lo que se puede catalogar como un auténtico lujo enológico, ya que además se homenajeó a Gerardo Méndez, que recibió el Premio al Mejor Vino Blanco de España, el Do Ferreiro, uno de los muy escasos blancos que han logrado alcanzar los 100 puntos en las calificaciones de los expertos y autores de las guías enológicas.


Lujo en la cata y lujo en los platos porque este evento se completa con un almuerzo en el que, invariablemente, están presentes las ‘joyas’ de Garrucha, desde los salazones a una exquisita ensalada de langosta con frutas y hortalizas de Almería y los exclusivos mariscos de su mar, desde camarón macerado en limón, cigala, gambón rojo o gamba roja, todo ello extraído pocas horas antes del mar garruchero. Y tras los mariscos, el pescado, con galanes, rape o ventresca de atún rojo mediterráneo.


Tradición
Esta aventura con el vino y la comida de compañeros de viaje se inició en el año 2003, cuando un grupo de amigos y compañeros en la afición al buen vino, capitaneado por Paco Escánez y Antonio Rueda, crearon la Peña ‘Pagos Viejos’ para reunirse, degustar vinos de alta calidad y disfrutar.


Desde entonces este evento no ha parado de crecer y, tras trece ediciones, se ha hecho un hueco en las agendas de los grandes conocedores del mundo de la enología. Esto explica la presencia ayer en la cata de Garrucha de algunos de los más renombrados bodegueros españoles, casos de Agustín Santolaya y Mario Rotllant (Bodegas Roda), Gerardo Méndez (Do Ferreiro), Marcos Eguren (La Nieta y Alabáster), Toni Pérez (Gramona, periodistas como Paz Ivison o críticos enológicos como Andrés Proensa o Bartolomé Sánchez.


Paco Escánez afirma que este año se ha querido dar un carácter especial a la Cata “para que se convirtiera en un homenaje a los bodegueros que cada año nos acompañan y dan respaldo a este proyecto, que nació entre cuatro o cinco amigos y hoy es comentado y celebrado entre los especialistas nacionales y los foros de casi todo el país”.


También la alcaldesa de Garrucha, María López, destacaba la gran proyección que alcanza este evento, y se felicitaba porque “tenemos personas como Paco Escánez, capaz de desarrollar proyectos de este tipo que hacen que la gente mire a Garrucha”.

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.