Bayer ampliará el centro de investigación de semillas en su sede de La Mojonera

Almería se ha convertido en referente europeo en la innovación en nuevas variedades agrícolas

Instalaciones  de Monsanto adquiridas por Bayer en el Poniente almeriense.
Instalaciones de Monsanto adquiridas por Bayer en el Poniente almeriense.

Bayer Iberia, a través de la firma Monsanto que adquirió hace dos años, contará en el plazo de en torno a un año con un nuevo Centro de Investigación, Experimentación de Semillas y Sede Comercial en el paraje de San Nicolás, en La Mojonera. Se trata de una ampliación de sus actuales instalaciones que contarán con 3.850 metros más y cuyo proyecto de actuación ya ha sido aprobado por el consistorio mojonero que preside José Miguel Hernández. A partir de ahora la compañía tramitará la licencia urbanística y de actividad para poder iniciar la obra. 


En la actualidad trabaja en el Centro un equipo de 60 personas que se verá incrementado en una veintena más.


Esta inversión de Bayer es un eslabón más dentro de esa cadena de recursos que las grandes multinacionales del sector de semillas están dando en España en general y en Almería en particular para dar respuesta a los retos de la nueva agricultura. Las principales compañías internacionales con activos en Almería son, además de Bayer, Rijk Zwaan, Basf y Clause, junto a pequeños operadores locales que vienen investigando también en mejoras genéticas, como el caso de Agrinature.


El auge del control biológico, de la lucha integrada, de la agricultura ecológica, ha provocado que las casas de semillas hayan extremado su atención en poner en el mercado nuevas variedades más proclives a este nuevo agro y más resistentes a virosis.


Almería, fruto de ese dinamismo, se ha convertido así en un referente europeo en investigación hortofrutícola y los recursos de las empresas del sector en I+D+i supone la parte nuclear de su actividad, generando un empleo cualificado que no para de crecer en la provincia. Bayer cuenta con un laboratorio de biología celular en su Centro de Innovación de La Mojonera que es punta de lanza en la actividad investigadora. Bayer cuenta también con instalaciones en San Agustín (El Ejido), heredadas de De Ruiter Semillas. Bayer, tras absorber Monsanto, tuvo que vender su marca de semillas Nunhems a la competidora Basf.


El Centro de Innovación de Bayer en San Nicolás fue el escenario donde la filial ibérica de la multinacional alemana presentó sus cifras económicas. El segmento agro de Bayer, con sede central en Leverkusen, facturó en España 211 millones de euros en 2018, lo que ha supuesto un incremento del 4% con respecto a 2017. Tras la adquisición de Monsanto, Bayer se ha convertido en el líder mundial del negocio de los insumos agrícolas. En la Península Ibérica, el negocio auxiliar de la agricultura representa el 30% del total de los ingresos de la compañía.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería