Macenas busca inversor para recuperar su campo de golf y más de 800 viviendas

La hierba esta quemada tras 4 años cerrado y se cae la estructura del hotel de 5 estrellas

Macenas busca inversor para recuperar
su campo de golf y más de 800 viviendas
  • El proyecto de Macenas fue iniciado en una histórica finca en 2006 y acumula una deuda de siete millones.
  • Manuel León
  • 07:00
  • 12.09.2018

La gran Macenas -la que se concibió como una de las mayores urbanizaciones  del Sureste español con 1.400 viviendas de superlujo, hoteles de cinco estrellas y un campo de golf de 18 hoyos- se ha quedado en la pista de salida: tan solo hay 300 terminadas y el resto del sueño, alentado en parte con un fondo de inversión del magnate George Soros, no terminó de ver la luz. 


Si uno transita ahora, cinco años después de que se clausurara y diez desde que se inaugurara, por la carretera que serpentea por Mojácar Playa y El Sopalmo, comprobará cómo el extraordinario campo de golf de 18 hoyos diseñado desde El Peñón a Playa Macenas en un recorrido prodigioso, se ha  convertido en un secarral sin apenas hierba y con los hoyos cegados, cerca de donde estuvo ese templo del ocio nocturno que fue en sus tiempos la macrodiscoteca Tuareg.


 Antes aún, el viajero se habrá topado con el esqueleto de un mastodóntico edificio varado junto a la arena y el viejo castillo, que prometía ser un hotel de cinco estrellas. Y arriba, en lontananza, mirando a Bordonares y ese mar de piratas junto al Perulico y el Sombrerico, los escasos chalets de la urbanización que consiguieron abrirse paso entre el controvertido limonium Estevei que tanta guerra dio  y el desvencijado Beach Club, donde llegaron, por unos meses, a servirse cócteles exquisitos como los que aparecen en las novelas de dulce holganza de Scott Fitzgerald. Ahora solo se ve eso y a lo lejos, en la montaña de La Mena, la mansión de Rick Polanski.


Los empresarios de Mojácar del sector inmobiliario y hostelero piden, por eso, al Sareb (el banco Malo) propietario de la deuda hipotecaria de siete millones heredada de Bankia, que  ponga en carga los activos de Macenas que son el campo de golf, el Beach Club, una parcela hotelera, 40 villas semiterminadas y suelo urbanizable suficiente para hacer otras 800 viviendas. El Banco Popular que tenía adjudicadas unas 40 viviendas turísticas las tiene ya casi todas vendidas. 


El proyecto de hotel de cinco estrellas de la marca Westin no está afectado y sigue en propiedad de la sociedad catalana de Jordi Rovinat, que está a la espera de que cristalice la recuperación económica. 


La joya de la corona del Levante almeriense
La situación actual de Playa Macenas es la siguiente: la sociedad  promotora -Med Golf Macenas- se encuentra desde hace seis meses en concurso de acreedores instado por la comunidad de propietarios a los que adeuda 54.000 euros por gastos derivado del mantenimiento y conservación del complejo, además de otros acreedores como la Seguridad Social, a la que adeuda 300.000 euros quien subastó, sin éxito, en dos ocasiones, en 2014 y 2015, el campo de golf por 153.000, aunque sin que nadie pujara por tener la instalación unas cargas acumuladas de 2,6 millones de euros.


Ahora su recuperación como instalación deportiva, que es clave como reclamo para recuperar el complejo, se estima en un millón de euros. Si el Sareb no encuentra inversor en los próximos meses, que parece lo más probable, Macenas se verá abocada a ser subastada y que el propio Sareb se la adjudique para que pueda ya ponerla en carga y comercializarla como un activo más de los miles de los que dispone por toda España. Sareb no parece que tenga prisa, no quiere vender a pérdidas y, mientras tanto, los empresarios urgen al Banco Malo a que facilite la venta para recuperar el complejo.


newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR