El frigorífico, la mayor amenaza para el recibo de la luz

Los almerienses gastan 66,7 millones al año en este electrodoméstico

El frigorífico, la mayor amenaza para el recibo de la luz
  • Tener abierta la puerta más de 20 segundos incrementa el gasto un 20%
  • La Voz
  • Antonio Fernández
  • 07:00
  • 31.08.2018

Un estudio elaborado por la comercializadora andaluza de energías renovables Unieléctrica señala que los consumidores almerienses gastan anualmente 66,57 millones de euros sólo con sus frigoríficos, y apunta que con una serie de sencillas medidas de control se podrían ahorrar en torno a los 20 millones de euros anuales.


El estudio, apoyado en las últimas cifras proporcionadas por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) realiza los cálculos en base a que el frigorífico es el responsable del 30 por ciento del gasto en electricidad de los hogares. En base a ese porcentaje, los 436.528 contratos 2.0A y 2.0 DHA que hay suscritos en la provincia de Almería indican que sólo por este electrodoméstico las familias almerienses están pagando anualmente 66,57 millones de euros al año.


Rey del gasto
Los datos cruzados del Boletín de Indicadores Eléctricos de la CNMC son reveladores de a dónde va a parar el grueso de la factura y ahí el frigorífico se muestra como el rey del consumo ya que es responsable del 30 por ciento anual del gasto eléctrico, pese a su relativamente escasa potencia, al estar en funcionamiento las 24 horas del día, 365 días al año. El televisor y la lavadora le siguen, pero a mucha distancia, con el 12 por ciento del gasto total; en cuarto lugar se coloca la cocina (cuando esta es eléctrica) y el quinto puesto se lo lleva el lavavajillas.


Los expertos en consumo coinciden en que un mal uso del frigorífico puede elevar el gasto hasta en un 50 por ciento, lo que supondría elevar del 30 al 45 por ciento el gasto producido por la nevera, y pagar 150 euros más de la factura media anual de una familia, que está en torno a los mil euros anuales.


Los consejos
A la hora de tomar medidas para ahorrar, la primera es la de ajustar la potencia contratada a las necesidades reales. Otro es el de adquirir frigoríficos eficientes energéticamente (A+, A++ o A+++) y de un tamaño adecuado a la cantidad de alimentos que se suela tener.


Importante escoger bien el lugar de ubicación: alejado de los rayos directos del sol o del horno y la cocina, y separarlo de la pared para una mejor ventilación del aparato. Es preferible un modelo ‘no frost’ ya que sólo 5 milímetros de hielo en lasa paredes incrementa el gasto en un 30%.


Lo ideal es tener el frigo a 5 grados y el congelador a -18 grados; cada grado que se baja de esa temperatura aumenta el consumo en un 5%. Y ojo al uso: no pegar los alimentos al fondo y no mantenerlo abierto por más de 20 segundos, si lo hace 4 veces al día gastará un 20 por ciento más.

newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR