Los bancos y Rifá negocian un futuro para el Gran Hotel

Blackstone es el nuevo fondo que ha quedado con la cartera de impagados del Banco Popular 

El edificio del Gran Hotel, junto a la Rambla y el Parque, es uno de los faros urbanísticos de Almería que se va deteriorando ante la falta de uso.
El edificio del Gran Hotel, junto a la Rambla y el Parque, es uno de los faros urbanísticos de Almería que se va deteriorando ante la falta de uso.

El futuro del Gran Hotel Almería, el hotel más emblemático de la ciudad que suma casi tres años cerrado a cal y canto, está desde el pasado mes de agosto en manos de un fondo de inversión norteamericano.


Se trata del Blackstone, el grupo financiero presidido en España por Claudio Boada, que se ha adjudicado, por decisión del Banco Santander, toda la cartera inmobiliaria heredada del Banco Popular y agrupada en torno al sello Aliseda, donde se incluye el legendario hotel almeriense que albergó a las estrellas del spaguetti western.


La cartera traspasada por  Ana Botín a este fondo supone el 100% de esa plataforma de ventas recibida del Popular hace tan solo unos meses. La propiedad de Aliseda queda así en un 51% en manos de Blackstone y un 49% en manos del Santander, en una operación de venta en la que el banco de Botín ha recibido 5.000 millones de manos de su nuevo socio norteamericano. El Santander, previamente, había comprado ese porcentaje, que ha enajenado ahora, a los fondos de capital riesgo Varde Partners y Kennedy Wilson Holdings.


 La totalidad de los inmuebles traspasados -entre ellos el Gran Hotel Almería- tienen un valor contable de 30.000 millones de euros que salen así del Balance del Banco Popular. En ese porfolio aparecen desde locales comerciales, viviendas, naves industriales, hoteles y solares, la mayoría de ellos en Andalucía. Miguel Rifá, el principal deudor de la Agencia Tributaria en Almería, con 27,5 millones de euro, es aún el propietario ‘en libros’ del Gran Hotel. En estos más de dos años que lleva cerrado el establecimiento, el Banco Popula no ha querido  ejecutar la orden de embargo, según fuentes financieras por no contar con un proyecto claro ni un comprador solvente.




El Gran Hotel es un activo de gran valor en esta cartera de Aliseda que no se ha vendido al estar insuficientemente provisionado, lo que hubiera disparado aún más las deudas del banco que tuvo que rescatar el Santander la pasada primavera.


Portavoz  de  Aliseda
Un portavoz de Aliseda en Madrid declaró ayer a La Voz de Almería  que “el Gran Hotel Almería se encuentra aún en el departamento de gestión de créditos, no está aún en el balance del  Banco Popular y se está negociando con el propietario para darle una salida al establecimiento”.
Todo apunta a que el papel de Blackstone va a ser clave en los próximos meses para desenredar el futuro del Gran Hotel Almería, dentro de esa  madeja financiera en la que se encuentra inmerso el establecimiento donde se hospedaron mitos del cine y de la música como Sergio Leone, Harrison Ford, Claudia Cardinale, Steven Spielberg, Briggitte Bardot o Ringo Starr.


El objetivo del Santander es que la mochila inmobiliaria del Popular sea insignificante a la vuelta de dos años. Blakstone tiene una gran experiencia en España en gestionar hipotecas morosas. En 2014 se adjudicó  una cartera de 40.000 títulos procedentes de Catalunya Caixa. El 3 de diciembre de 2012, Miguel Rifá solicitó concurso voluntario de acreedores para las sociedades Hotel Almería S.L.U. Predios del Sureste y Vosges ante su situación de insolvencia. Sin embargo, excluyó el activo del Gran Hotel Almería de  ese concurso, siendo el Banco Popular su principal acreedor.
La deuda conjunta de las sociedades concursadas de Miguel Rifá asciende a 54 millones de euros.


 

Temas relacionados
Música Sergio Leone Western Agencia Tributaria Hipotecas Libros Hoteles Bancos Negocios

para ti

en destaque