Isabel Jiménez "En verano no salgo de las playas de Almería"

La popular presentadora del informativo de más audiencia de Tele 5 habla de su tierra, la televisión y sus secretos de belleza

Isabel Jiménez ojea un ejemplar de La Voz en una reciente visita a Almeríatyle>.apqj{posit
Isabel Jiménez ojea un ejemplar de La Voz en una reciente visita a Almeríatyle>.apqj{posit

Es el rostro de la edición de mediodía de Informativos Telecinco. Sin embargo, hasta hace poco Isabel Jiménez (Almería, 1982) paseaba por su ciudad como una más. Estudiante de la Compañía de María, cogió hojas de morera en la antigua Rambla e hizo prácticas en LA VOZ. Ahora saborea su momento más dulce sin olvidar sus orígenes.


¿Cómo recuerda su infancia y adolescencia en Almería?
Con mucho cariño. Mis años en la Compañía de María, la Rambla cuando estaba llena de árboles de morera y había que cruzar por los puentes de un lado a otro de la ciudad, las empanadillas de Capri, las Cuatro Calles. En fin… Si es que soy de Almería. Lo he vivido todo y eso se echa de menos. 


¿Qué echa más de menos de su tierra?
Tomarme un fundido al solecito, las migas y el mar. Siempre lo estoy, pero cuando vi el video promocional de Bisbal me sentí muy orgullosa de mi tierra. Me decía David Cantero, que veranea en Vera, que a él ni Cádiz ni Granada, para él Almería es lo más grande.


¿Qué hace en sus regresos?
Disfrutar de la familia y de mis amigos. Aprovecho ese eterno sol para pasear y en verano no hay quien me saque de la playa.





¿Cómo descubrió que quería dedicarse al periodismo?
Lo he sabido siempre y nunca he sabido explicar por qué. De pequeña no conocí a nadie que se dedicara a esta profesión. Es totalmente vocacional, desde muy pequeña jugaba a ser periodista. 


Estar en el sitio oportuno en un momento concreto puede ser clave. Su carrera despegó tras su cobertura desde Roma por la muerte de Juan Pablo II. Aunque también hay que estar a la altura.
Yo creo que el éxito profesional, en general, es un cóctel de ambas cosas. Hay que estar muy preparado, eso es evidente, para mantener determinados puestos de trabajo, pero claro que hay que tener algo de suerte. Por lo menos que te den la opción de demostrar lo que vales.


En un principio se quería dedicar a la prensa. ¿Cómo fue su flechazo con la cámara?
No hubo flechazo, más bien me atrapó. Mi intención siempre fue dedicarme a la prensa escrita, pero cuando hice prácticas durante la carrera en televisión me ofrecieron quedarme y hasta hoy. 


¿Le resulta difícil gestionar el hecho de estar tan expuesta?
No me siento expuesta, en absoluto. Muchas veces se sobredimensiona el hecho de salir en televisión, pero luego solemos llevar una vida bastante normal. A veces sí que te encuentras algún ‘paparazzi’, pero forma parte del juego.  Y mientras no se convierta en algo habitual… 


¿La gente la reconoce y para por la calle?
A veces te piden una foto o un autógrafo, pero normalmente no. Y en cualquier caso, si lo hacen, la gente suele ser muy cariñosa y muy respetuosa. 


En televisión tiene que estar perfecta siempre. ¿Cómo cuida su imagen?
Trato de llevar una vida sana, pero no hago nada diferente por trabajar en televisión. Me encanta comer bien y, siempre que me lo permite mi horario, sano. Hago pilates y poco más. También es importante cuidar la piel por los maquillajes que se usan en la tele. 


¿Cree que existe cierto machismo en televisión o tal vez es la sociedad la que prejuzga y no comprende que una chica joven y guapa esté preparada para presentar un informativo de ámbito nacional?
Yo creo que eso está

 

Temas relacionados
Colegio Compañía de María Medios de comunicación Playas de Almería Machismo Televisión Isabel Jiménez Verano Gente

para ti

en destaque