‘Ecofactoría’, para tratar mejor las aguas residuales

Hidralia impulsa la economía circular en la depuradora de Roquetas, aprovechando el agua

El agua tratada servirá para riego agrícola.
El agua tratada servirá para riego agrícola. La Voz
Rosa Macer
20:59 • 04 nov. 2022 / actualizado a las 13:51 • 15 nov. 2022

Hasta ahora la función de las plantas de tratamiento era la de recoger el agua residual de una población para, a través de una serie de procesos, volver a verterla al medio en las mejores condiciones posibles.

Sin embargo, desde Hidralia se ha cambiado su filosofía para considerar estas instalaciones como una “factoría” de recursos que regenera el agua para nuevos usos (riego, agrícola e industrial), que valoriza todos los residuos (por ejemplo, generación de biogás a partir de los lodos resultantes de la depuración), y, por último, produce energía para su propio abastecimiento, generando un impacto positivo en su entorno.


Hidralia 



La empresa medioambiental andaluza que se encarga de la gestión integral del agua en Roquetas de Mar, da un paso más en su apuesta por la economía circular en la actual depuradora de aguas residuales (EDAR) del  municipio. Esta instalación va a ampliar su tratamiento terciario, posibilitando que el 100% del agua tratada pueda ser aprovechada pata el riego de invernaderos de la zona.

Es lo que desde la compañía se denomina ‘Ecofactoría’, una nueva forma de entender el proceso de tratamiento de las aguas residuales, en la que la compañía está trabajando para poder desarrollar este modelo en aquellos municipios en los que gestiona el ciclo del agua. Gracias a las obras del terciario que se van a realizar en la EDAR de Roquetas de Mar, y que permitirán que cuente con las instalaciones necesarias para ofrecer un efluente (agua residual tratada) de calidad para que el 100% del agua regenerada en la planta pueda ser aprovechada para el riego de invernaderos. Para conseguirlo se cuenta con una inversión proveniente de la Junta de Andalucía de más de casi seis millones de euros y un plazo de ejecución de obras, que acometerá la propia Hidralia, de 10 meses. 



Se sustituirán equipos e instalaciones del proceso de depuración con el objeto de garantizar la operatividad de la instalación  y se ampliará la línea existente de tratamiento terciario. Consiguiendo el requerimiento de calidad de agua tipo A, el máximo posible que contempla tanto la actual normativa en materia de reutilización de agua como el próximo reglamento.




Temas relacionados

para ti

en destaque