El ‘desastre’ que se avecina después de la pandemia: “Es un peligro real”

Austria ya ha acertado la llegada del covid, atentados terroristas y ataques cibernéticos

Después de la pandemia aún quedan desastres por llegar.
Después de la pandemia aún quedan desastres por llegar. Europa Press

Después de que la pandemia nos sorprendiera a todos, aún quedan muchos 'desastres' por llegar y el primero puede estar a la vuelta de la esquina si se atiende a los avisos lanzados desde el Gobierno de Austria, que ha alertado del último peligro real que asola a Europa. La inteligencia austriaca ya ha acertado una pandemia global, un atentado terrorista en la ciudad de Viena y hasta ataques cibernéticos y ahora tiene sus miras puestas en el siguiente revés que sufrirá occidente y que, si no se equivocan, será un apagón general.


El gobierno de Austria está preparando a su población ante un gran apagón eléctrico en caso de que haya un fallo en el suministro energético europeo. De esta forma, el país está tratando de concienciar a sus habitantes ante la próxima crisis que, en palabras de la ministra de defensa austriaca, Klaudia Tanner, "es un peligro real", tal y como recoge Cadena SER.


Austria se posiciona previsora ante los problemas que amenazan a Europa Central, y las Fuerzas Armadas del país han pronosticado un apagón eléctrico por tiempo indefinido. en palabras de la ministra Tanner, "la cuestión no es si habrá un gran apagón, sino cuándo".



El anuncio responde a una serie de acontecimientos recientes que han alertado a buena parte de la sociedad. Hace unas semanas se produjo una caída a nivel global de las redes sociales asociadas a la compañía Facebook, además, también reinó el pánico entre la población ante la escasez de carburante en Reino Unido y el aumento de los precios de la electricidad. Ahora, todas las miradas están puestas en el desabastecimiento de microchips y el encarecimiento de las materias primas. 


Campaña de información



El Gobierno austriaco ha lanzado una campaña de información en la que, a través de medios de comunicación y cartelería en las calles, recomienda a sus habitantes hacerse con el materias suficiente como para "sobrevivir" al posible apagón: combustible, velas, baterías, alimentos en conserva y agua potable. Asimismo, el Ejército ha aconsejado cooperar con vecinos y familiares para que nadie se quede aislado. 


Las causas de un apagón energético son varias, y van desde fallos técnicos o sobrecargas por picos de demandas hasta desajustes en el sistema eléctrico. En la sociedad tan digitalizada y tecnológica en la que vivimos, un apagón eléctrico afectaría a prácticamente todo nuestro entorno. Semáforos, ordenadores, teléfonos o el internet dejaría de funcional, lo que supondría un peligro real en el día a día. 


Tanto es así, que Austria ya ha tomado medidas futuras ante este problema y ha lanzado una propuesta para preparar sus cuarteles de cara a 2025. El plan se basa en hacer autosuficientes a los cuarteles, ya que, en palabras del teniente coronel austriaco Pierre Kugelweis para EFE, "en caso de un gran apagón, servirán de base de apoyo a organizaciones civiles, como bomberos y sanitarios".

 

Temas relacionados
Internacional Sucesos Coronavirus

para ti

en destaque