Más incidentes en Cataluña mientras el Gobierno insiste en la respuesta moderada

El presidente Sánchez se reúne con los líderes de PP, Podemos y Ciudadanos

Uno de los incendios de esta noche.
Uno de los incendios de esta noche. Europa Press

Tercera noche de incidentes en distintas ciudades catalanas, sobre todo en Barcelona, con quema de contenedores y coches y lanzamiento de piedras y botellas con ácido a los Mossos.


Lejos de calmarse los ánimos, en Cataluña se vive otra noche tensa, con cargas policiales incluidas para que la normalidad regrese a Cataluña, algo que parece improbable por la acción continuada de grupos violentos cercanos al separatismo y disconformes con la sentencia condenatoria del Supremo por el procés.


No habrá aplicación del artículo 155 de la Constitución española ni de la Ley de Seguridad Nacional en Cataluña. Al menos de momento. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, compareció este miércoles por la noche en el Palacio de La Moncloa y anunció que habrá una respuesta “moderada”, dentro de la “proporcionalidad”, ante los graves sucesos en diversas ciudades catalanas tras la sentencia del Tribunal Supremo por el procés.


Sánchez Pérez-Castejón atendió a los medios de comunicación tras haberse reunido durante todo el día con los líderes políticos del Partido Popular, Unidas Podemos y Ciudadanos, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera. Cada uno de los tres propuso medidas distintas para afrontar la crisis. Y el presidente en funciones hizo públicos tres planteamientos claves en estos momentos de tensión política: “firmeza democrática, unidad de los partidos y proporcionalidad en la respuesta”.

Sánchez Pérez-Castejón insistió en que desde el Estado de Derecho se debe actuar con “moderación en la respuesta” a los actos violentos que se están sucediendo en Cataluña desde el pasado lunes.


El presidente hizo un doble llamamiento. Por un lado, al jefe del Ejecutivo catalán, Quim Torra, pidió que condene la violencia “sin excusas ni paliativos”. Por otro, se dirigió a

la sociedad española y catalana para instarles a la “serenidad y la templanza” desde el convencimiento de que la calma, la normalidad, “llegará más pronto que tarde”.

Sin citar expresamente que no habrá aplicación inmediata ni del 155 ni de la Ley de Seguridad Nacional, el jefe del Ejecutivo español sí quiso dejar claro que el gabinete que preside contempla “todos los escenarios” posibles dentro de esa “respuesta moderada” al conflicto catalán.


El Gobierno, según dijo Pedro Sánchez Pérez-Castejón, está en “alerta permanente” a través del gabinete de crisis creado la semana pasada, y convencido de que la mejor posición que se puede adoptar es la de la “firmeza, serenidad y unidad”.


“El Gobierno no va a consentir que la violencia se imponga a la convivencia”, fue de los primeros mensajes que mandó Sánchez en su comparecencia en La Moncloa, en la que también advirtió que el independentismo catalán “nos quiere exaltados y divididos”.


Asimismo, calificó de “excelente” la “profesionalidad” de los cuerpos y fuerzas de Seguridad desplegados en Cataluña, tanto los que dependen del Estado como los Mossos y policías locales.


En cualquier caso, los mensajes que transmitió esta noche Pedro Sánchez son muy similares a la declaración institucional que leyó en La Moncloa el pasado lunes tras conocerse la sentencia del procés por el Tribunal Supremo.


“En los próximos días, el Gobierno de España, que cuenta -quiero además recordarlo- con todas las atribuciones que la legalidad le corresponde, se mantendrá atento y garantizará la convivencia, la seguridad y el respeto a la legalidad democrática. Lo haremos como siempre hemos dicho: con firmeza democrática, con proporcionalidad y desde la unidad”, dijo de manera textual.


Mientras tanto, Sánchez cuenta ya este jueves con agenda institucional. Sí ha aparcado su participación en la precampaña electoral del 10-N.

 

más leídas

últimas de Actualidad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería