Un físico almeriense recibe la medalla de la Real Academia de la Ingeniería

Juan Manuel Górriz Sáez recibe el galardón como joven investigador por sus aplicaciones médicas

Juan Manuel Górriz Saez
Juan Manuel Górriz Saez

El almeriense Juan Manuel Górriz Sáez ha recibido la medalla de la Real Academia de la Ingeniería, que viene a ser como un Óscar tecnológico en la categoría de joven investigador. Catedrático de la Universidad de Granada en el área de Teoría de la Señal y Comunicaciones, su trabajo aplicado al ámbito de la medicina le ha permitido colaborar, entre otras, con la Fundación de Parkinson Michael J. Fox. 


A sus 39 años, este físico y también ingeniero superior en electrónica se declara apasionado de un trabajo que le ha llevado a mejorar el procesado de señales e imágenes de modo que, de forma automatizada, permite ofrecer más datos y de mejor calidad de, por ejemplo, pliegues del cerebro. Esta tecnología favorece unos mejores diagnósticos médicos y, por tanto, la aplicación de los tratamientos más adecuados a cada paciente.


El trabajo de Górriz en la Universidad de Granada es reconocido no sólo por los alumnos a los que da clase, sino por otros investigadores nacionales y también del ámbito internacional. De hecho, en la actualidad, y gracias al apoyo de organismos extranjeros como la Asociación Mundial del Alzheimer, el equipo de investigadores de Granada está inmerso en hasta tres proyectos diferentes  relacionados con el procesado de imágenes.


Parkinson y Alzheimer
Imágenes del cerebro que le han permitido, en estos últimos años, trabajar de forma estrecha con neurocientíficos, médicos y también otros ingenieros y ver cómo sus aplicaciones mejoran la calidad de vida de los enfermos de Alzheimer, Parkinson y diferentes síndromes parkinsonianos. 


De hecho, las imágenes que logran descifrar los médicos gracias a la tecnología desarrollada por Górriz y su equipo, garantiza un diagnóstico más claro de muchos síndromes a la par que permite descartar otras situaciones que hasta ahora eran clasificadas como Parkinson sin serlo. Esto no garantizaba, como sí se puede hacer ahora, el mejor de los tratamientos, explica.


El campo de las señales es muy amplio y los proyectos desarrollados por este almeriense, que vive entre Granada, donde da clases en la Universidad, y Almería, donde sigue residiendo su mujer, desde que en 2007 comenzara a desarrollar el proyecto Petri Denclases (Detección de Enfermedades Neurológicas mediante Clasificación y Separación de Señales). A partir de ahí se han sucedido los avances y los diferentes proyectos que, entre otras cosas, permiten desarrollar herramientas para uso hospitalario. Softwares y máquinas que automatizan el procesado de imagen de modo que alcanzan a distinguir hasta un 70 y un 90% más de biomarcadores que el ojo humano están detrás de algunos de los trabajos originados en la Universidad de Granada.


Es precisamente allí donde Górriz pasa la mayor parte de la semana, aunque siempre con un pie en su Almería, y buena parte de su mente en proyectos que lo vinculan a otras universidades y asociaciones de diferentes puntos del planeta.


Premio en Madrid
Ayer, en Madrid, recibía el reconocimiento a su trabajo y a una carrera que acaba de dar sus primeros pasos, pero que ya permite adivinar grandes éxitos, señalan sus compañeros de la universidad granadina.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería