Viajar entre Almería y Sevilla será de nuevo un calvario este mes y hasta abril

Vuelos escasos y caros y transbordos en el tren que cubre servicio con Granada y Sevilla

Air nostrum vuela entre Almería y Sevilla tres días durante la semana
Air nostrum vuela entre Almería y Sevilla tres días durante la semana La Voz
Antonio Fernández
23:36 • 08 mar. 2023

Pongamos que usted tiene que viajar a Sevilla el martes y miércoles de esta próxima semana y supongamos que o no dispone de vehículo particular o que simplemente prefiere no meterse en el cuerpo los casi mil kilómetros de una ida y vuelta con destino a la capital andaluza.


Pues bien, encontrar la forma de hacerlo de una forma cómoda y con unos horarios medianamente dignos se convierte en un auténtico calvario, en unos casos por la escasez de servicios y en otros porque los periodos de obras o cambios en las infraestructuras viarias dificultan, y mucho, esos viajes.


Transbordos
Si usted prefiere el tran-tran del tren ha de saber que a partir de este fin de semana y al menos hasta el próximo 5 de abril (ya se sabe que las obras tienen fecha de inicio, pero siempre está la duda de la finalización) viajar a Sevilla requerirá uno de esos transbordos que se han convertido en habituales para los viajeros almerienses.



En esas fechas habrá que coger el tren en Almería para llegar hasta Iznalloz. Allí se habilitará un servicio de autocar para viajar hasta Granada y desde allí un nuevo tren para alcanzar el destino: Sevilla. Es posible que ese trayecto se complique un poco más con unas obras de mejora en la línea del AVE entre Granada y Antequera, lo que supondría un transbordo más, este vez entre esas dos estaciones. En total en torno a cinco horas y media, que podrían alargarse, de viajes y cambios de transportes.


Vuelos por las nubes
Si su elección es el avión, las dificultades se producen con los días, porque la aerolínea que cubre el trayecto entre Almería y Sevilla, Air Nostrum (aerolínea regional de Iberia) sólo dispone de vuelos los lunes, miércoles y viernes.



Y ahí comienza un nuevo rompecabezas, porque los escasos servicios disponibles suelen colgar el cartel de completo y las ofertas alternativas mueven cuando menos a la risa. Un ejemplo: si insiste en viajar en avión se le presenta en la página oficial de Iberia un amplio abanico de posibilidades, unas razonables y otras estrambóticas.


Tanto que la compañía ofrece la posibilidad de vuelos, eso sí, cualquier día de la semana, para poder ir hasta la capital andaluza utilizando los típicos enlaces. Uno de ellos, por ejemplo, ofrece un vuelo con varias escalas que costaría en torno a los 300 euros y que tardaría algo más de 25 horas en realizar un trayecto aéreo que, en condiciones normales, cubre Air Nostrum en poco más de una hora.



Con todos estos handicaps las comunicaciones para salir o para llegar a Almería en avión o en tren se complican un poco más sobre una oferta de servicios de transporte ya muy deficitaria que sitúa a Almería como la provincia peor comunicada del país.


Resignación
Esa escasez de servicios obligan en gran medida a los almerienses a utilizar vehículos particulares en sus desplazamientos al resto del país, aunque existen servicios de autobuses que, por ahora, conforman una alternativa para quienes no disponen de vehículo propio o bien prefieren esta fórmula para evitarse el cansancio y los peligros de los desplazamientos por carretera.


Fuera de las grandes rutas
Desde los colectivos empresariales o desde plataformas ciudadanas como la Mesa del Tren se miran con envidia los proyectos que están proliferando en estos últimos meses para mejorar la conectividad en casi todo el país.


Desde la Junta y el Gobierno se habla ya de priorizar el Corredor Central, que permitirá el tránsito de mercancías desde el norte de África hacia Europa. Se concede también prioridad (sinónimo de inversiones) para el Corredor Atlántico y el Ejecutivo andaluz acaba de dar sus bendiciones a una nueva línea del AVE que conecte directamente Sevilla con Málaga (que ya disponen de la alta velocidad).


En ese escenario Almería aparece como el ‘patito feo’ que lucha por simplemente recuperar los servicios que tenía antes de la pandemia y que el resto ya han recuperado.


Temas relacionados

para ti

en destaque