Un libro sobre las mujeres almerienses que han hecho historia en la ciencia

Azucena Martín, Mabel Angulo y José Antonio Garrido presentaron la obra el pasado 10 de febrero

Mabel Angulo, José Antonio Garrido y Azucena Martín, la pasada semana en Almería
Mabel Angulo, José Antonio Garrido y Azucena Martín, la pasada semana en Almería La Voz
Remedios Fernández
10:01 • 14 feb. 2023

La idea de este libro surgió durante la pandemia. Azucena Martín Sevilla y Mabel Angulo preparaban una actividad en Twitter para el Día de la Mujer y La Niña en la Ciencia, sobre mujeres científicas de la Edad de Plata. “Y nos daba rabia que no hubiese ninguna almeriense”, dice Mabel. “Pensamos que quizá sí que habría, pero no eran conocidas... Así que le preguntamos a José Antonio Garrido, y nos dijo que él no conocía a ninguna, aparte de Jimena Quirós. Y a partir de ahí empezamos una apasionante búsqueda...”.


Fue un trabajo intenso de dos años, reconocen ahora, sentados ante un café en el centro de la ciudad. “Buscar e investigar desde Almería sin poder moverte demasiado, y pidiendo documentación y archivos a través de internet..., es complicado. Ahí los conocimientos de José Antonio y la ayuda del personal de la biblioteca de la Universidad de Almería han sido claves”.


El resultado de este proyecto, al fin, ha sido ‘Historia de la ciencia almeriense con nombre de mujer’, una obra editada por la Diputación provincial y el Instituto de Estudios Almerienses, y que fue presentada el pasado 10 de febrero, como parte de los actos de celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.



“La Edad de Plata española fue una época de esplendor intelectual en nuestro país”, explica Azucena. “En ella se forjaron nombres como Federico García Lorca o Salvador Dalí, los de los científicos Blas Cabrera o Santiago Ramón y Cajal; y el de científicas como Dorotea Barnés o Pilar de Madariaga Rojo. Pero, ¿cómo fue esa época de Almería, una provincia alejada de la élite intelectual y el prestigio de las grandes ciudades como Madrid? ¿Acaso aquí no tuvo reflejo ese apogeo cultural?”.


Pioneras



En este libro, que cuenta, además, con la sensibilidad de las ilustraciones de Noelia Sardinero (@nolleesheep), “recuperamos la memoria de algunas mujeres fuertes, independientes y con un gran interés por la ciencia, que fueron pioneras en distintos ámbitos”, dice Mabel. “Mujeres olvidadas a las que debemos tanto. Mujeres de nuestra historia sin las que habría sido imposible construir nuestro presente”.


Juntos, Mabel, Azucena y José Antonio componen un equipo diverso. Azucena es licenciada en Biotecnología por la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla, y con un master en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, por la Universidad de Valencia. Ha colaborado en la redacción de artículos sobre ciencia en varios medios de comunicación, y actualmente es redactora en la sección de ciencia de Hipertextual. Su principal formato de divulgación científica es a través de publicaciones e hilos en su cuenta de Twitter, y también ha participado en la organización de diversos eventos en Almería.



Mabel es licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, y ha trabajado y colaborado con diferentes medios de comunicación. Desde 2005 se especializa en ciencia (la astronomía su área favorita), y en la actualidad trabaja en el centro de producción de la RTVA en Almería. Es miembro de Almería ConCiencia, la plataforma para la Divulgación y Comunicación Científica y Tecnológica de Almería.


Y José Antonio, por su parte, es licenciado en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad Complutense de Madrid, y doctor por la Universidad de Almería, donde trabaja como profesor en el Área de Parasitología del Departamento de Biología y Geología. Desde 2019 es director del Secretariado de Divulgación Científica de la Universidad de Almería y director, también, del Aula de Divulgación Científica (Gestión y Promoción de la Extensión Universitaria). Es creador de contenido en el canal de YouTube ‘Un paseo con Darwin’, y responsable de varios blogs.


Apasionante

¿Y cómo es este mundo de la divulgación científica, visto desde dentro?, les pregunto. “Para mí es apasionante, pues aprendo cada día cosas nuevas”, dice Mabel. “Hay que tener presentes los principales canales de información científica, las revistas como Nature, Science…, y estar en contacto periódico con las instituciones científicas. Y hay que consultar los estudios y contrastar y ampliar datos con sus autores. El periodista debe entender lo que le han explicado para poderlo contar”.


“Para mí, lo más importante que me llevo de todo lo que este mundo me está dando es la gente que me está permitiendo conocer”, añade José Antonio. “El ámbito de la divulgación está lleno de gente con ideas rompedoras y geniales. Gente despierta que tienen siempre su capacidad al servicio de la comunicación y de la ciencia”.


“Yo me considero una persona con suerte”, afirma Azucena, “pues creo que la ciencia es algo precioso, y tener la oportunidad de ganarme la vida haciéndola accesible para todo el mundo, es un placer y un honor. La divulgación científica es absolutamente necesaria por muchos motivos. En primer lugar, porque la sociedad tiene derecho a saber en qué se invierte la financiación pública. Y, además, la sociedad puede ayudar a presionar para que se invierta más, pero para eso es necesario que se conozca qué se está investigando y qué más se podría investigar con los fondos adecuados”.


Cada vez, hay más iniciativas dirigidas a fomentar las vocaciones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés), en niños y niñas, afirman los autores. Pero siempre podría hacerse más. “En cuanto a las niñas, no se trata de forzarlas a que estudien ciencias, ni muchísimo menos, pero sí de mostrarles que pueden ser lo que quieran. Y para eso hacen falta referentes”.


Hoy en día tienen cada vez más ejemplos de científicas, pero escasean los referentes del pasado, precisamente porque su condición de mujeres las dejó prácticamente borradas de la Historia. “Por eso, consideramos que iniciativas como esta, que hemos llevado a cabo, son necesarias”, dicen. “Nos hace mucha ilusión haber podido desenterrar las historias de esas grandes científicas de nuestra provincia”.


Temas relacionados

para ti

en destaque