Almería y el sureste sufren la peor sequía en 1.200 años

Investigadores internacionales alertan de una situación que puede acelerar la desertización

Los suelos están en valores mínimos de humedad en los últimos años
Los suelos están en valores mínimos de humedad en los últimos años La Voz
Antonio Fernández 23:56 • 17 ago. 2022

Se puede discutir de si la época de sequía que atravesamos en la actualidad está causada por el ya célebre cambio climático o si en realidad forma parte de esos ciclos temporales que se han dado incluso en épocas remotas, pero lo que resulta indiscutible es que Almería, como el resto del sureste español, el área Mediterránea e incluso el continente europeo, está inmersa en un periodo extremadamente seco.


Un grupo internacional de investigadores, liderado por Caroline Ummerhofer, y conformado por más de  medio centenar de expertos, con mayoría de europeos y norteamericanos, con el respaldo de varias universidades e institutos climatológicos, ha determinado que la Península Ibérica, y muy especialmente las zonas de Almería, Murcia y Canarias, están sufriendo el periodo más seco de los últimos 1.200 años.


El origen
Según se recoge en el informe ‘Azores del Siglo XX, expansión sin precedentes’, que recientemente ha sido recogido en un artículo publicado por Nature Geoscience, tal situación responde a la preocupante disminución de las lluvias motivada por los cambios que se están produciendo desde hace años en el anticiclón de Azores.



Se trata de una zona de altas presiones permanentes situada sobre el Atlántico norte que, en los últimos años está aumentando de tamaño durante el invierno y, con ello, provoca que las masas lluviosas se desvíen de la Península Ibérica, reduciendo los periodos de precipitaciones y agudizando las sequías, que ya aparecen de forma recurrente.


Evolución
Los estudios realizados por los investigadores muestran que, si bien esa tendencia se alarga hasta el año 850, hace casi 1.200 años, está siendo en el último siglo cuando se ha agudizado, Los datos disponibles señalan que ese ‘acelerón’ se puede datar en torno a 1850, cuando se inició la llamada ‘era industrial’.



Para sustanciar esas investigaciones el Programa de Acción Nacional contra la Desertificación, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, advierte a su vez que más de dos terceras partes del territorio español están ya claramente expuestas a la desertización.


Alto riesgo
Aunque se advierten episodios de lluvias intensas en cortos periodos de tiempo, como las ocurridas en Almería esta pasada primavera, el informe oficial destaca que las áreas de mayor afectación por sequía y desertización son las de Almería, Murcia y Canarias que, en conjunto, tienen más del 40 por ciento de su superficie en situación de alto riesgo por la escasez de precipitaciones.



Para determinar esos riesgos los investigadores internacionales han echado mano tanto de factores climáticos como de la información derivada de los suelos, los sedimentos, los cauces naturales del agua e incluso de las estalagmitas, que responden a la existencia o no de las precipitaciones.


Preocupación
El problema actual se debe a que el anticiclón de Azores se ha expandido de forma considerable, desviando las precipitaciones hacia el norte de Europa y Escandinavia, mientras que evita su paso por España, reduciendo hasta en un 30 por ciento las precipitaciones.


Almería es uno de los puntos de estudio de los efectos del cambio climático en los suelos o en la vegetación. Para ello dispone de estaciones experimentales como la instalada en el municipio de Sorbas, donde se simulan las condiciones de mayor calor y aridez que provocará ese cambio en las condiciones climáticas, según documenta el técnico José Ignacio Querejeta.


Para frenar la degradación de esas zonas afectadas por las sequías se están estudiando fórmulas para su regeneración, entre ellas la introducción de ‘abonos verdes’, labores de labranza reducida o la reforestación en zonas de montaña.


Temas relacionados

para ti

en destaque