Un mercado bipolar: La Plaza sufre calores en primera planta y frío en el sótano

Además del Central, otros mercados de la ciudad como Los Ángeles o Pavía sufren desperfectos

El Mercado Central, en hora punta, durante el día de ayer.
El Mercado Central, en hora punta, durante el día de ayer. La Voz
Joaquín L. García 20:55 • 12 ago. 2022 / actualizado a las 21:05 • 12 ago. 2022

Los comerciantes de la planta de arriba del Mercado Central no pasan por su mejor momento: la razón es que no pueden encender el aire acondicionado porque si lo hacen, el local se inunda. Esto ocurre debido al atasco que sufren algunos sumideros. Sin embargo, en la planta de abajo nos encontramos todo lo contrario: numerosos vendedores aseguran “pasar frío” por la baja temperatura a la que está la climatización. Se trata de una situación insostenible que durante el verano se acrecenta aún más.


Problemas

Muchos comerciantes han mostrado su malestar por este problema. Inciden sobre todo en las inundaciones a las que se enfrentan. Una de ellas, Tamara, carnicera del puesto San Miguel, asegura que “cuando llueve, el agua levanta la tapadera y, aparte de los charcos que se forman, desprende muy mal olor”. Por otra parte, Encarni, del puesto uno, se queja sobre todo de lo que pueden llegar a sufrir los productos perecederos: “nos viene muy mal porque  aunque yo esté de acuerdo con el ahorro energético, habría que buscar otras medidas para el mes de agosto”.  Además, otros comerciantes también se quejan de que “están muertos de calor” y si ponen el aire “se les inunda todo el local, así no se puede trabajar dignamente”, concluyen.



Contrastes

Sin embargo, en la segunda planta encontramos una situación radicalmente opuesta: la temperatura es mucho más baja y los comerciantes aseguran “tener frío” y estar “resfriados”. Una situación palpable ya que la mayoría de ellos visten con chaquetas para protegerse de las gélidas temperaturas. Además, se quejan de que los techos están demasiado bajos y el “pescados se seca” porque el aire acondicionado está muy cerca del género. 




El Mercado Central tiene gran actividad también en pleno mes de agosto.
El Mercado Central tiene gran actividad también en pleno mes de agosto.La Voz


Soluciones



Desde la oposición, la concejala del PSOE, Lidia Compadre, asegura a La Voz de Almería que esto tendría una fácil solución: “un servicio de mantenimiento periódico que desatascara las plaquetas cada trimestre”. Para que esto fuera posible, tendría que haber “un contrato de mantenimiento para el Mercado Central” que por el momento no existe. De esta forma, asegura que los sumideros estarían mucho más “vigilados” y se evitarían este tipo de situaciones. También incidió en algunos problemas extra que “dañan la imagen del Mercado” como “muretes oxidados y cristaleras fracturadas”. Por ello ha solicitado, en un escrito al Ayuntamiento,  la solución de todos estos desperfectos.



Algunos cristales fracturados.
Algunos cristales fracturados.La Voz


Mercados en apuros

La concejala Lidia Compadre repasó también la situación de algunos mercados de Almería, como el de Los Ángeles o el Mercado de la Plaza Pavía. Sobre Pavía reclama una instalación nueva de toldos “no solo en cada barraca, sino todo el entorno, incluyendo el pasillo central”. Para Los Ángeles demanda una climatización inmediata porque “llevan toda la vida pidiéndolo, una vez hubo intención pero al final nada”. Prueba de este descontento es mostrado por Rocío, que dispone de una frutería en Los Ángeles y asegura vivir “un infierno” cada día porque “no hay aire” y porque “las instalaciones, realmente, son tercermundistas”. Rocío detalla que “la infraestructura no es buena y la gente solo pide que las condiciones sean, al menos, parecidas al Mercado Central”, concluyó.


Pendiente la climatización en Los Ángeles 

Tal  y como ha indicado Lidia Compadre, una vez existieron serias intenciones por parte del Ayuntamiento para instalar la tan deseada climatización en el Mercado de Los Ángeles, pero al final nunca llegó a producirse.


Por ello, diferentes comerciantes siguen insistiendo, sobre todo vía Facebook, para que el aire llegue . Primero se pusieron en contacto con el ex alcalde Ramón Fernández-Pacheco que les aseguró “una actuación integra” pero que, tras su reciente marcha, quedó en el aire. Aún así no perdieron la esperanza y  comunicaron la nefasta situación a la nueva alcaldesa en funciones. María Vázquez les aseguró que “se han presentado a una convocatoria de financiación europea” y que “esperan resolver cuanto antes esta desagradable circunstancia que afecta a todos los almerienses”. 



Temas relacionados

para ti

en destaque