Diseñan un espacio de hostelería en el puerto pesquero

Está incluida en el plan de ordenación, se desarrollaría tras el Varadero y tendría parking

Diseño de la zona en la que se ubicará la zona de restauración
Diseño de la zona en la que se ubicará la zona de restauración La Voz
Lola González 08:00 • 25 jun. 2022

Mientras el proyecto puerto-ciudad se convierte en una realidad, aún con uso portuario pero con vocación de conectar a los ciudadanos almerienses con su puerto, se ha diseñado la puesta en marcha de una zona de restauración a la entrada al puerto pesquero en el que ofrecer, principalmente, producto que sale de los barcos que llegan a tan solo unos metros.


Esta iniciativa, que se contempla dentro de una segunda fase del plan de reordenación del puerto pesquero que está en desarrollo, permitirá que junto al actual edificio del Varadero se ponga en marcha una zona de “aparcamiento blando”, es decir, un espacio en el que aquellos que acudan a disfrutar de los establecimientos hosteleros puedan aparcar pero que a su vez pueda hacer las veces de merendero ya que estaría confeccionado también como una espacio verde.


Transición
La idea es que este espacio sirva como zona de transición suave entre la carretera nacional y el puerto pesquero. Hay que tener en cuenta que la previsión es que estos espacios gastronómicos, de los que ya se puede disfrutar en otros puertos, se sitúen en una especie de gran plazoleta generada junto al abrigo del muelle.



La intención es que estos bares se pongan en marcha a través de una concesión administrativa y que permita a los almerienses poder disfrutar del pescado casi recién sacado del mar mientras se disfruta de las vistas de la Bahía de Almería en un lado y de la Alcazaba en el otro.


Lo cierto es que la puesta en marcha de este espacio, según explica el presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Caicedo, busca ir abriendo la zona a la ciudad y que “los almerienses se aprovechen y conozcan el propio puerto”. 



Hay que tener claro que son varios los proyectos que en este sentido ya se están desarrollando. Así, más allá de las futuras intervenciones en el Muelle de Levante dentro de la conexión puerto-ciudad, se han iniciado programas culturales para ir abriendo a los almerienses las instalaciones.


Este espacio ‘lúdico’ que se generaría detrás el edificio del Varadero quedará totalmente aislado de la zona en la que se seguirán realizando labores vinculadas a la actividad pesquera a través del edificio de la antigua Lonja que pasará a rehabilitarse y convertirse en un centro de segundas ventas de pescado.



Obras
Los trabajos de rehabilitación del edificio han sido adjudicadas a la empresa Mayfra por un presupuesto total de 322.724,98 euros y cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses. El objetivo del proyecto es optimizar la calidad del producto y mejorar las condiciones de trabajo.


Los trabajos se realizarán con financiación del Fondo Europeo Marítimo y con ello se pretende generar un instrumento para fomentar la comercialización y la exportación de productos de la pesca, tanto los que se subastan en la Lonja, como de otras especies, y contribuir a la generación de empleo. Pero esto también tiene una vertiente de apertura a la ciudad ya que la idea es abrir al público este espacio una vez que esté en funcionamiento.


Entre otras actuaciones a realizar en esta primera fase del proyecto del centro de segunda venta de pescado, en el antiguo edificio de la Lonja, se contempla la renovación de las cubiertas no transitables en dos niveles del edificio con el fin de eliminar las humedades en el forjado de cubierta además de mejorar la impermeabilización y una demolición previa de los elementos que ya están sin uso.



Otra vista del proyecto te esta zona del puerto pesquero
Otra vista del proyecto te esta zona del puerto pesqueroLa Voz

El proyecto prevé la reforma de la estructura, así como la adecuación del interior y exterior para adecuarlo a centro de segunda venta de pescado. En el exterior del edificio se plantea la construcción de una marquesina para el paso de la descarga en el aparcamiento noreste hacia el acceso principal del edificio, para mejorar las condiciones climáticas de la carga y descarga. También se reparará la marquesina existente en la nave de exportadores. Para albergar los puntos de venta, se modificarán las pendientes del suelo, y se creará una zona de servicio y cámaras frigoríficas.


Con estas actuaciones y con el traslado de una de las naves que hay en el entorno, se modificará no solo la imagen de este espacio sino hasta el propio uso que se le da a un espacio que se quiere conectar con la ciudad, que quiere ser parte del barrio en el que está y que busca ser punto de encuentro de la ciudadanía. Ahora toca también saber el interés que esto despierta en el sector de la hostelería.


En marcha
Esta actuación que se ha previsto en la zona más cercana a la rotonda de Pescadería se incluye dentro del plan de adecuación para nuevos usos en el puerto pesquero de Almería que se tiene en marcha. Un plan en el que ya se han eliminado las viejas naves  y casetas de pescadores que se encontraban en muy mal estado gracias a una subvención.


En esta reestructuración de la zona ya están en funcionamiento dos pantalanes con capacidad para 40 pequeñas embarcaciones aunque la previsión es que se creen un total de seis.


El diseño que se ha realizado prevé en la zona que queda como explanada que sea el espacio en el que se ubiquen naves de unos 250 metros para el desarrollo de la actividad portuaria. Eso sí, en el proyecto original realizado por parte de la Autoridad Portuaria se recogía la puesta en marcha de una zona de varadero junto al Astillero  El Puerto, si bien, se ha decidido realizar un cambio que permita llevar esa zona hacia Poniente y dejar las naves mucho más centradas.


Además, se ha ejecutado una rampa de varado y botadura con ocho metros de longitud y cinco de ancho, con una profundidad de al menos un metro por debajo del nivel mínimo.


Pero hay que tener en cuenta que más allá de la actividad que se desarrolle en esta zona, uno de los grandes cambios llegará cuando se realice la conexión directa de la A7. De hecho, tras la demolición de las casetas de los pescadores se ha modificado la vía de servicio que recorre todo el puerto pesquero que pasa a ser bastante ancho con la intención de que, cuando llegue el momento del acceso directo, se pueda ceder parte de este suelo para ello.


Plazos
Ciertamente la llegada de este acceso directo a la instalación portuaria es fundamental para el desarrollo del puerto y, sobre todo, para poder liberar a la nacional 340 de la circulación de camiones pesados. El compromiso que se había establecido desde la Dirección General de Carreteras pasaba porque este verano pueda estar adjudicada la asistencia técnica que se encargue de elaborar el estudio de alternativas para la demandada conexión con la intención de que esta esté totalmente concluida a finales de este año 2022. Habrá que ver si se cumple.


Temas relacionados

para ti

en destaque