Cada vez más autónomos y empresas recurren a una asesoría contable

La relación calidad-precio es excelente sobre todo porque se decantan por profesionales

Cualquier solución en manos de los expertos.
Cualquier solución en manos de los expertos. La Voz

En plena época de crisis económica es comprensible que tanto los autónomos como las empresas en general tengan como principal objetivo gastar la menor cantidad posible de dinero, optimizando así los beneficios que obtienen. Sin embargo, hay algunos servicios que exigen un coste fijo mensual y a los que recurren sin pensárselo dos veces. Un claro ejemplo es contratar una asesoría contable.


Antiguamente el porcentaje de autónomos y empresas que solicitaban los servicios de dichos profesionales era bastante más reducido en comparación con el de 2022. ¿A qué es debido? Básicamente es fruto de los aspectos que desgranaremos en próximos párrafos.




Precio asequible que se amortiza con creces




Habiendo empezado hablando de la crisis económica que dio comienzo en marzo de 2020, da pie a que el primer factor a detallar también guarde relación con el aspecto monetario. Y es que un gasto elevado al mes tal vez no sería visto con buenos ojos por muchos autónomos, así como empresas. Pero todo lo contrario sucede planteando una cifra perfectamente asumible.




Es el caso de algunas asesorías contables, las cuales ofrecen sus servicios por solamente 29,95 euros al mes. La relación calidad-precio es excelente sobre todo porque se decantan por profesionales con una dilatada trayectoria a sus espaldas, especialmente aquellos que llevan como mínimo diez años en el sector.


Abonando solo la cantidad recientemente indicada se obtienen los servicios de un asesor contable y fiscal, con todo lo positivo que ello supone. Decir adiós a tareas burocráticas que consumen una gran cantidad de tiempo y pueden derivar en errores si las hace uno mismo es uno de los principales motivos por los que tantos autónomos y empresas recurren a esta alternativa.


Ponte en situación: decides no pagar los 29,95 euros al mes que cuesta una buena asesoría contable, por lo que durante algunos meses te ahorras ese dinero. Sin embargo, por no haber realizado correctamente una gestión, un año después te ves obligado a hacer frente a un importante pago de una suma de dinero junto a su correspondiente recargo por demora.


Más allá del revés económico que ello supondría, también derivaría en numerosos quebraderos de cabeza. Este tipo de escenarios con los que tan difícil es lidiar se evitan por completo contratando los servicios de una asesoría contable, por lo que el precio a pagar se amortiza desde el primer momento.


Cualquier solución que necesites es encontrada por los expertos de la asesoría


La gran experiencia que acumulan los profesionales que forman parte de las asesorías contables se traduce en que sean capaces de encontrar soluciones aptas para toda clase de autónomos y de empresas. El tiempo requerido para hallarlas no tiene que ser invertido por el negocio en cuestión, pudiendo destinarlo a otras labores, por lo que la productividad aumenta.


Para los autónomos, así como las empresas, es sinónimo de tranquilidad y seguridad el hecho de saber que los profesionales de la asesoría se encargarán de absolutamente todo. Una de las labores más habituales es aquella que consiste en presentar a tiempo los diversos impuestos que han de ser abonados.


A la lista de procesos llevados a cabo por la asesoría contable hay que sumar muchos otros que también adquieren una gran importancia, especialmente los de prestar un asesoramiento jurídico y gestionar de manera eficaz varios aspectos del negocio en sí.


Algunas asesorías proporcionan a coste cero un programa para llevar la facturación


Por si fueran pocos todos los aspectos positivos que hemos sacado a colación, todavía queda otro factor más que no puede pasarse por alto. De hecho, es un pequeño impulso que da pie a que numerosos autónomos, además de empresas, acaben decantándose por contratar a una asesoría. Nos referimos a recibir gratuitamente un programa desarrollado específicamente para la facturación.


Aunque la asesoría de los profesionales es esencial a nivel contable y fiscal, es importante que cada cliente que recurre a ella lleve su propia facturación. Para tal fin se necesita un buen software, pero desafortunadamente muchos de ellos exigen un desembolso considerable.


Por suerte, ciertas asesorías en concreto, siendo un claro ejemplo la conocida bajo el nombre de Ayuda T Pymes, son conscientes de la difícil coyuntura económica de muchos de los clientes que recurren a ellas. Es por este motivo que hacen todos los esfuerzos oportunos con tal de proporcionar un software de facturación sin que tengan que pagar por él.


Estamos ante un programa que destaca por ser completo e intuitivo a partes iguales. Así pues, todas las tareas contables pueden ser llevadas a cabo de manera rápida, sencilla y sin errores, lo cual deriva en obtener mejores resultados en lo referente a la productividad. Este aspecto se suma a los demás para dar pie a que el importe a pagar para los servicios de una asesoría contable termine amortizándose con creces.

 

Temas relacionados
Autónomos

para ti

en destaque