Almería vota este domingo pendiente de los indecisos y de los que van a la playa

Están llamados a las urnas más de medio millón de electores almerienses

Tres religiosas acuden a votar en las últimas elecciones autonómicas en diciembre de 2018 en la capital almeriense.
Tres religiosas acuden a votar en las últimas elecciones autonómicas en diciembre de 2018 en la capital almeriense. La Voz
Simón Ruiz 20:30 • 18 jun. 2022

Los indecisos y la playa se convierten este domingo en los principales protagonistas de la jornada electoral de las andaluzas en la provincia de Almería, a las que concurren un total de 14 partidos políticos y coaliciones para elegir a 12 parlamentarios autonómicos. A las urnas están convocados 468.311 almerienses residentes en esta comunidad y 44.292 en el extranjero (512.603 en total).


Se calcula que una quinta parte de los electores no había decidido a principios de esta semana en qué partido iba a confiar este 19-J o incluso se inclinará por un partido u otro en la misma mañana de este domingo.


A ello hay que añadir el miedo de todos los partidos a que un día de verano, como el que se presupone que será el de hoy, ahuyente a los electores de las urnas y opten por ir a la playa. Las formaciones políticas piden que primero se ejerza el derecho constitucional y después se disfrute del litoral almeriense. A modo de recordatorio, en las anteriores andaluzas, a las puertas de la Navidad de 2018, la abstención llegó al 47 por ciento. No hacía ni mucho menos calor. Tampoco excesivamente frío en la provincia donde el sol pasa el invierno.



El PP en el poder

Aunque suene a tópico, estas vuelven a ser unas elecciones históricas porque son las primeras en la autonomía andaluza que se celebran con el Partido Popular al frente de la Junta, en coalición con Ciudadanos, y con un PSOE que compite por recuperar el poder en el Palacio de San Telmo después de que la abstención de una parte de sus votantes castigara en diciembre de 2018 a Susana Díaz.



En el caso de Almería, el Partido Popular se juega mantener la hegemonía en la provincia que más porcentaje de voto ha dado en todos los comicios al partido que ahora preside Juanma Moreno en Andalucía – candidato a la reelección como presidente de la Junta -, bajo el acecho de su principal competidor, la formación de extrema derecha que preside Santiago Abascal (Vox). Los populares apuestan con la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, al frente del cartel almeriense.


Cambio en el PSOE



Por su parte, el PSOE parte con la desventaja de ser segunda fuerza política y no contar con el poder que le otorgaba el sillón de San Telmo, pero con la esperanza de dar esta noche la vuelta a los distintos sondeos que se han publicado. Solo el CIS del Gobierno central apuntó a una especie de empate técnico al principio de la campaña. Los socialistas se estrenan con Juan Espadas como candidato a la Junta y con Juan Antonio Lorenzo como número 1 en Almería tras alzarse con la secretaría provincial del PSOE en el congreso de noviembre de 2021.


El resto de formaciones con opciones de conseguir escaño (Vox, Ciudadanos, Por Andalucía y Adelante Andalucía) compiten en el escenario electoral para ser decisivos, ya sea en el bloque de las derechas o en el bloque de las izquierdas. En la campaña, la ‘caza’ del voto de centro izquierda se ha convertido en el leitmotiv de muchos partidos. A excepción de Vox, que centra sus esfuerzos en ‘robar’ votantes al PP y en ser receptores del llamado voto protesta. Es en parte un voto progresista que, al inicio del fin del bipartidismo, entró en el caladero de Podemos.


Las coaliciones a la izquierda del PSOE acuden fragmentadas y ello puede castigarles en las urnas después de que en las últimas legislaturas hayan tenido presencia en el Parlamento con Lucía Ayala (Podemos) y Diego Crespo (Adelante Andalucía). El último escaño, el 12, suele jugarse en pocos votos.


¿Qué pasó en 2018?

En 2018 el reparto de los 12 parlamentarios almerienses fue el siguiente: PP, 4; PSOE, 3; Vox, 2; Ciudadanos, 2; y Adelante Andalucía, 1. Es decir, el centro, el centro-derecha y la extrema derecha sumaron un 75 por ciento de los escaños a elegir y el 25 por ciento restante quedó en manos de las izquierdas.


Para la jornada electoral de hoy, las encuestas apuntan a un mapa político diferente, si bien hay factores que pueden cambiar lo que la demoscopia apunta. Es decir, puede que haya más voto oculto del que parece, y que la abstención no se haya cuantificado en sus términos exactos. No se ha preguntado directamente si el elector se inclina única y exclusivamente por ir a la playa, o si primero tiene pensado ir a votar y después hacer lo que se suele hacer a las puertas de San Juan, darse un chapuzón en unas playas que muchas provincias del litoral español ya quisieran tener.

Noticias relacionadas

Temas relacionados

para ti

en destaque