El PP de Feijóo inicia una nueva era para centrar más al partido

El político gallego enumera su declaración de principios en la clausura del congreso nacional

Alberto Núñez Feijóo, en la clausura del congreso del PP.
Alberto Núñez Feijóo, en la clausura del congreso del PP. Europa Press
Simón Ruiz 23:33 • 02 abr. 2022 / actualizado a las 01:25 • 03 abr. 2022

Día 1 del Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo. Con un 98,35 por ciento de respaldo en el congreso nacional que se ha celebrado este fin de semana en Sevilla, el nuevo presidente nacional del PP hizo público ayer en Sevilla, donde ya se refundó la formación política hace 32 años, su declaración de principios.


Pronunció el gallego un discurso en tono presidencialista, sin arengar a las masas, pero convenciéndolas de que el cambio debe llegar para gobernar España y para hacer un partido más centrado, más moderado y muy alejado de grandes titulares contra el PSOE o Vox.


En contraposición con el legado que recibe de Pablo Casado, Feijóo quiere huir del enfrentamiento entre partidos del arco parlamentario y abogar por el entendimiento, sobre todo en una etapa, la actual, en la que la crisis azota de nuevo la economía de los españoles. “Somos el mejor y único instrumento para lograr el cambio que España necesita. (…) España no está condenada a que cuando haya una crisis seamos los peores en abordarla ni a la irrelevancia, la desconfianza y el prestigio internacional”, proclamó ante 3.000 compromisarios y cientos de invitados al cónclave.



Llega el cambio

Para el nuevo líder del PP, que llega a la séptima planta después de haber logrado cuatro mayorías absolutas en su tierra “hablando con la gente en las aldeas”, en este contexto político “España merece más” y los ciudadanos depositan ahora su esperanza de un mejor país porque “el cambio ya se ha iniciado”.



Al igual que hiciera José María Aznar en ese mismo escenario en 1990, el presidente de los populares habló de “ensanchar” el partido para seguir siendo “el de las mayorías”, “el de las clases medias y trabajadoras”, pero dejando claras como premisas que en ese cambio que llega al PP no caben “el conformismo, el rencor, la revancha y la división”.


Alberto Núñez Feijóo, convencido de que en España “hay hambre de cambio”, resaltó que los populares salen de la capital hispalense “preparados y unidos” para ofrecer a los ciudadanos un próximo gobierno desde la “fiabilidad, madurez y sentido de Estado y con un rumbo claro”. Y mientras no llegue el traspaso de poderes en el Palacio de la Moncloa, “haremos lo posible para que a España le vaya mejor porque nuestros adversarios son nuestros rivales políticos, pero no España”. En esta línea, el aún presidente de la Xunta de Galicia aclaró que su partido tiene “ganas de ganar” las próximas elecciones generales, “pero no ansiedad por llegar de cualquier forma a la meta”.



Con la Constitución

Dentro también de la declaración de principios que enumeró desde el atril en el Palacio de Congresos de Sevilla, el flamante líder del PP renovó el ideario del partido basado en la Constitución, la defensa de la Unión Europea, el Estado de las autonomías, el apoyo al Jefe del Estado o el reconocimiento y “respeto” a las familias, los trabajadores, los autónomos, los empresarios, los sindicatos y “los que peor lo están pasando”.


Alberto Núñez remarcó que no llega al cargo como un “desconocido”, admitió que en los cargos públicos a veces no siempre se acierta y se confesó como una persona “tenaz”. “No voy a parar. España nos necesita”, sentenció antes de declarar como clausurado el segundo congreso de la refundación del Partido Popular que, a las puertas de Semana Santa, unos han visto como un Vía Crucis y otros como un Domingo de Resurrección.


¿Un mensaje a Vox?

“Guárdense sus carnets de demócratas, de gentes del común, de españoles, de patriotas, las soflamas y empecemos de una vez a trabajar como adultos”.


 Esta frase, pronunciada en un discurso que duró alrededor de una hora, sonó como una clara alusión a Vox por parte de Alberto Núñez Feijóo ya investido como presidente nacional de un partido, el PP, “con 40 años de historia”. “Otros apenas tienen 40 meses”, ironizó.


Temas relacionados

para ti

en destaque