Almería, quién te viera... (6): Mis tres mitades

Apreciar mis raíces del sureste español no sólo me ha ayudado a entender mejor mi país

Con mi esposa, Ana Westley, en Harvard Square en 1976-1977.
Con mi esposa, Ana Westley, en Harvard Square en 1976-1977. La Voz

“Usted es judío como yo”. Así se dirigió a mi, en 1976, el profesor Raimundo Lida, cervantista argentino, que enseñaba El Quijote en la Universidad de Harvard. Sus palabras me trasladaron, de pronto, a mi infancia en Almería. 


Cuando los niños hacíamos alguna trastada, una vecina de mi calle nos gritaba, desgañitándose, y nos insultaba. “Judío, que eres un judío” , nos decía. Es cierto que, en el lenguaje común de los españoles, persisten aún algunos restos racistas contra los judíos: “No seas judío”, “esto es una judiada”, etc. También es verdad que, afortunadamente, cada vez menos. Salvo aquel vecino, nadie me había llamado judío hasta entonces. También, bajo la piel, nos quedan restos racistas contra los moros. No en el caso de que sean ricos.  


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/229753/almeria-quien-te-viera-6-mis-tres-mitades

 

Temas relacionados
Análisis Historia José Antonio Martínez Soler

para ti

en destaque