Almería abre nuevas líneas para luchar contra el narcotráfico

Los golpes al cáñamo, la destrucción de la droga y el control de los grow shop suscitan interés

Jornadas de la Fiscalía Especial Antidroga.
Jornadas de la Fiscalía Especial Antidroga. La Voz

La Fiscalía General del Estado (FGE) celebró a mediados de noviembre una reunión de alto nivel en Madrid para abordar las nuevas amenazas del narcotráfico en España y los recursos disponibles para frenar su avance. 


Las jornadas de la Fiscalía Especial Antidroga, inauguradas por la fiscal general Dolores Delgado, confirmaron la especial incidencia del tráfico de estupefacientes en Almería y, de manera particular, reconocieron los logros de la provincia en la lucha contra el narco. Un punto caliente en el país.


El primer hito de la Fiscalía Antidroga de Almería está en la persecución de las plantaciones de marihuana camufladas bajo el sello de cáñamo industrial. La multiplicación de explotaciones de cáñamo llevó a la fiscal María de los Ángeles Pérez a impulsar un encuentro con la Subdelegación del Gobierno, la Junta de Andalucía y las fuerzas de seguridad para alertar de posibles delitos por la manipulación de los cogollos. 



El cáñamo es legal solo si procede de semillas certificadas, con un bajo THC (menos del 0,2 por ciento) y siempre que se use únicamente para la extracción de fibra o para la obtención de otras semillas (nunca los cogollos). 


El cáñamo



Esta interpretación legal se tradujo en decenas de operaciones judiciales en la provincia de Almería y en una primera sentencia firme dictada por el Juzgado de lo Penal número Cuatro de Almería,  referida a una explotación de un agricultor en el paraje Los Vergeles de Níjar. Tenía cáñamo y un secadero. 


La resolución no mencionaba el THC y se centraba en el uso y destino de la marihuana, acogiendo las tesis de la Fiscalía. Hoy el caso se mira en todo el país, ha corrido por comisarías y cuarteles y se observa con interés por operadores jurídicos.


En la memoria El último informe de la FGE recogió por primera vez el conflicto de cáñamo como un ejemplo de las nuevas tendencias criminales, recogiendo el guante de la Fiscalía de Almería. “Los delegados andaluces mencionan asimismo la proliferación de plantaciones cuyos responsables declaran que están cultivando cáñamo para usos industriales, aunque no justifican ni documentan dicha declaración, pese a que dicho cultivo no está subvencionado ni parece que genere beneficios importantes”, precisa la Memoria 2020.


Tras las jornadas celebradas a mediados de noviembre, la propia FGE anunció el análisis de cuestiones “especialmente problemáticas” como “los diferentes tipos de plantaciones de cannabis y de cáñamo para uso industrial”. 


De momento, el trabajo de persecución contra este tipo de narcotráfico ha supuesto más de medio millón de plantas de marihuana decomisadas en la provincia de Almería en 2021, la inmensa mayoría en explotaciones agrícolas detectadas por la Guardia Civil en las costas de Poniente y la Comarca de Níjar. 


Almería ha aportado también nuevas perspectivas de trabaja para la lucha contra la distribución de marihuana en clubes cannábicos, donde se ha realizado un intenso trabajo en los últimos años, y ha sumado la primera operación contra un semillero.


Los grows

El caso abierto contra un conocido grow shop está pendiente de juicio y genera cierta expectación por lo que podría suponer para la vigilancia de los establecimentos dedicados a la venta de semillas y aparatos para los cultivos. El semillero apareció mencionado durante la vista oral del juicio contra una familia del Cerro San Cristóbal acusada de sostener una red de plantaciones clandestinas (Operación Taifa de la Policía Nacional).


Y en tercer lugar, la provincia de Almería se ha colocado a la vanguardia de la destrucción de estupefacientes. Según la Fiscalía Superior de Andalucía (FSA), el año pasado se eliminaron 60.000 kilos de marihuana, hachís, cocaína y otras drogas.


La coordinación es clave para resolver un problema acuciante. “Se ha alertado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de las dificultades que entraña la intervención de las plantaciones y su destrucción, y no solo en las de mucha extensión sino en general”, incide la FSA.


En las jornadas de la Fiscalía Especial se abordaron también otros asuntos como la vinculación del narco al blanqueo de capitales, la situación en el Campo de Gibraltar o la conexión entre grupos criminales, donde Almería también tiene experiencia por las relaciones entre traficantes de hachís a gran escala y por la exportación de cannabis sátiva.

 

Temas relacionados
Tráfico de drogas Drogas Policía Nacional Guardia Civil Marihuana

para ti

en destaque