Policías y guardias protestan contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana

“Amenaza a la vida diaria de los ciudadanos y deja desprotegidos a los policías en su trabajo”

Un centenar de agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se concentraron la mañana del miércoles a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Almería para mostrar su rechazo a la reforma de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, conocida por sus críticos como Ley Mordaza. La protesta se ha repetido en ciudades de toda España y cuenta con un apoyo casi unánime de asociaciones profesionales y sindicatos policiales. A la convocatoria en Almería se unieron también representantes del Partido Popular y Vox. 


Los convocantes aseguran que la modificación supondrá “la pérdida del principio de autoridad” de los agentes y “amenaza a la vida diaria de los ciudadanos y deja desprotegidos a los policías en su trabajo”. Además, según las organizaciones, “afectará a la presunción de veracidad de los agentes, cuestionados solo por ser policías” y tendrá una incidencia directa en la agravación de la violencia contra los agentes.


Rubén Góngora, portavoz de la plataforma ‘No a la España insegura’ en el acto, leyó el manifiesto. En texto incide en que “la reforma es arbitraría y sin diálogo” y choca con “el hartazgo que siente la mayoría de los ciudadanos y los policías de este país, que apuestan por la integridad de la sociedad y del Estado de Derecho”. “Seguiremos alzando la voz para que esta reforma de la Ley no contribuya a la creación de una sociedad más desprotegida e insolidaria con la ciudadanía que sí cree en el orden y la convivencia”, continúa el texto leído ante la Subdelegación.




El proyecto de reforma acordado por PSOE y Podemos incluye la despenalización de la toma de imágenes de los agentes durante el servicio, salvo en los casos donde se “genere un peligro cierto a su seguridad personal o familiar o la de las instalaciones protegidas o ponga en riesgo el éxito de una operación”.  


Este matiz eliminaría las multas para personas que, por ejemplo, grabaran a los agentes durante una intervención en una manifestación, pero dejaría a policías y guardias la posibilidad de levantar actas de sanción en otras filmaciones. Las asociaciones consideran que se cuestiona su profesionalidad. También se discuten otros aspectos como las manifestaciones espontáneas sin autorización o las multas por drogas.



Las grandes controversias de la reforma

La reforma de la Ley 4/2015 impulsada por los partidos de Gobierno tiene la oposición de sindicatos y asociaciones profesionales de las fuerzas de seguridad en apartados como la grabación de agentes, el plazo de dos horas de detención para identificar a una persona, la bajada de la cuantía de las multas por tenencia de drogas o la conducción de los identificados hasta el lugar donde fueron parados.


 

Temas relacionados
Seguridad Policía Nacional Policía Local Guardia Civil Justicia

para ti

en destaque