Un padre y un hijo de El Ejido, responsables del apuñalamiento al guardia civil

Dos varones de 63 y 39 años están acusados de tentativa de homicidio por la agresión

La vía de servicio de Avenida del Mediterráneo, donde ocurrió la agresión.
La vía de servicio de Avenida del Mediterráneo, donde ocurrió la agresión. La Voz
M. R. Cárdenas
12:57 • 06 nov. 2021 / actualizado a las 14:27 • 06 nov. 2021

Se conocen más datos acerca de la brutal agresión que el pasado jueves sufrió un agente de la Guardia Civil fuera de servicio en la Avenida del Mediterráneo de la capital almeriense. Tal y como han informado a LA VOZ fuentes policiales, los responsables del apuñalamiento son un padre y su hijo, de 63 y 39 años, respectivamente, este último con antecedentes policiales y ambos residentes en el municipio de El Ejido, que han sido acusados de tentativa de homicidio por el Juzgado de Instrucción número 3 de Almería, que ha decidido su ingreso en prisión.


Según las mismas fuentes, el desencadenante de la agresión fue una discusión de tráfico que, días antes, habían mantenido los tres implicados cuando la víctima, residente en la zona, intentaba incorporarse a la vía de servicio de la Avenida del Mediterráneo desde un aparcamiento. Una incorporación que era obstaculizada por el vehículo de los dos agresores, quienes, según fuentes no oficiales, se habían desplazado hasta la zona para llevar a la madre a una clínica de rehabilitación ubicada en el lugar en el que ocurrieron los hechos. El agente fuera de servicio les recriminó que estaban obstaculizando su acceso a la carretera y fue entonces cuando los agresores golpearon el capó del vehículo de la víctima con una barra de hierro.


Ese fue el primer encontronazo entre los dos agresores y su víctima, pero los hechos "se quedaron ahí", tal y como declaró el agredido según ha podido saber LA VOZ, hasta que días después, el pasado jueves, este se encontraba paseando a su perro por la zona y vio de nuevo a los dos individuos que le habían golpeado el vehículo con una barra de hierro. Fue ahí cuando comenzó la discusión que después desencadenaría en el brutal apuñalamiento, que "de no ser porque impactó en las costillas" habría acabado con la vida de la víctima, que ya se encuentra en su domicilio y fuera de peligro, tal y como señala Europa Press. Así, la discusión fue cada vez a más y acabó con el padre apuñalando al agente fuera de servicio, quien, según han señalado las mismas fuentes, se identificó como tal antes de que fuera agredido en el costado.




Instantes después se desplazaron hasta la zona varias patrullas de la Policía Nacional, quienes detuvieron a los dos agresores. De este modo, una vez en el lugar, los agentes localizaron a un hombre herido en el costado izquierdo, quien les manifestó que otros dos hombres que allí se encontraban, le habían clavado una navaja. Tras ser asistido por los servicios de urgencias, el pronóstico del herido fue de perforación en el torso izquierdo, sin que su vida corriera peligro. La Policía Nacional halló en el lugar de los hechos dos navajas, una de 40 y otra de 21 cm, una de ellas, la usada para la agresión, que escondía  la mujer que estos habían llevado a la clínica de rehabilitación.


En estos momentos, los dos agresores se encuentran a la espera de que Juzgado de Instrucción número 3 de Almería decida si los envía a prisión por un delito de tentativa de homicidio agravado, por lo que la Fiscalía le pide 22 años de prisión.




Temas relacionados

para ti

en destaque