“En Ciencia Divertida podemos tener unos 300 talleres diferentes”

Jorge Asensio es gerente de Ciencia Divertida Almería

Jorge Asensio Ramón, en su trabajo.
Jorge Asensio Ramón, en su trabajo. La Voz

“Las ciencias no es que sean divertidas, es que deben serlo”. Jorge Asensio Ramón sonríe y hace una pausa para remarcar la frase. “Nuestro sistema educativo es de los mejores de Europa en cuanto a conocimientos se refiere, sin duda”, continúa enseguida. “Y esto garantiza que nuestros estudiantes conocen técnicamente las materias. Pero es que..., ¿por qué no se puede disfrutar por el camino?”.


“Hay muchas referencias, en el pasado y el presente, de grandes divulgadores que han dejado, o están dejando, su huella en la sociedad gracias a su forma de transmitir todo este conocimiento al que ha llegado el ser humano. Y ahora estamos empezando a tener una sociedad que lo demanda...”.


Si usted tiene un hijo o hija en Almería, es casi seguro que conozcan a Jorge, al menos de vista. ¿Qué niño no ha ido alguna vez con el colegio a alguna actividad de las que organiza Ciencia Divertida? Jorge es de Almería, y de siempre se recuerda con la inquietud por el conocimiento, la vocación científica. E, incluso, la vena docente, apunta. “No era el niño que hacía experimentos, pero sí el que inventaba cosas con cajas de cartón...”.



Estudió ingeniería en Jaén, orientado por sus padres. “Y acertaron”, dice, “porque es una carrera que te ofrece una visión general de muchas ramas de la Ciencia: Química, Física, Matemáticas...”. Luego hizo el grado de Pedagogía, tres masters (Calidad, Medioambiente y Prevención, en Madrid), el de profesorado de Secundaria, en la Universidad de Almería, y el Máster de Astrofísica en la Universidad Internacional de Valencia. Actualmente estudia los grados de Ciencias Ambientales y de Filosofía en la UNED. E hizo un doctorado en Educación en la Universidad de Almería.


Divulgación



Jorge ha trabajado en varios sectores, “siempre con la empresa que creé con 21 años”, afirma. Ha llevado a cabo proyectos de ingeniería, consultoría de calidad y medio ambiente. Y con Ciencia Divertida ha realizado mucha divulgación científica y educación en valores, para escolares de 3 a 18 años. Además, ha publicado tres libros de divulgación para Primaria: ‘Las Aventuras científicas de Edu y Vera’. Durante dos años impartió Física en el colegio británico de Roquetas de Mar. “Ahora sigo trabajando con mi empresa Creailusión y Ciencia Divertida”, añade. “Y, además, soy feliz enseñando Matemáticas en el Colegio Portocarrero de Aguadulce”.


Con el proyecto de Ciencia Divertida comenzó en 2004. “Surgió de dos amigos a los que les gusta educar, y la ciencia”, apunta, “y es una aventura que sigue mejorándose. Recuerdo que hicimos el plan de empresa en una servilleta tomando un café... No habíamos estudiado Empresariales, pero tuvimos suerte, o quizás le pusimos ilusión y horas de trabajo...”.


Actividades

Ciencia Divertida se dedica a la divulgación científica con un método bastante especial, explica Jorge. “Llevamos a cabo actividades tipo excursión, talleres, planetario (tenemos uno propio hinchable en nuestras oficinas de Huércal de Almería), teatro... Y todo, para Infantil, Primaria y Secundaria”.


El año pasado, claro, ha sido complicado a causa de la pandemia, “pero tengo que reconocer que hemos tenido trabajo”, dice. “Hemos podido llevar a cabo actividades seguras, algunas online y otras presenciales con todas las medidas de seguridad. La verdad es que debemos agradecer a todos los colegios que apuestan por seguir haciendo actividades de calidad”.


Incluso desarrollaron un juego de Escape Room digital, para realizarlo en los I.E.S., “y causó furor”, sonríe. “No solo por el contenido, la violencia de género, también por la puesta en escena y por el hecho de que cada alumno utiliza una tablet individual... Después de tantos años, cuando voy a la Universidad, o a algún I.E.S., me encuentro profesores que recuerdan la actividad que hicimos en su centro cuando eran jóvenes. Eso nos llena de orgullo”.


Además, los temas son muy variados. “Podemos tener mas de 300 tipos de talleres diferentes”, dice Jorge. “Y todo pensado para generar oportunidades de acercarte a las ciencias de una manera diferente. Transformar un concepto arduo en algo práctico y divertido asegura que el aprendizaje se lleve a cabo de forma duradera, y que la experiencia placentera del alumno le permita abordar los campos de la Ciencia con una buena disposición”.


Esto se hace trabajando desde el colegio, reflexiona, “o, incluso en cumpleaños y comuniones. El gusto por el conocimiento no debe estar reñido con la diversión”.


Interacciones

“Hay que tener en cuenta que, entre teatros y talleres, podemos hablar de cosas tan variadas como Física Cuántica, Mecánica, Química, Biología, Geología, hasta aspectos relacionados con la Salud, o la seguridad vial”. Trabajar con hielo seco, extraer ADN, el análisis sensorial, trabajar con fluorescencia... Jorge abre las manos. “No podríamos enumerar aquí todo lo que hacemos”.


Jorge es un apasionado de su trabajo, y se nota. “Nos pone muy contentos ver la cara de los escolares cuando en la experimentación sucede lo que ellos habían pensado”, dice. “O ver cómo el profesorado queda satisfecho con las actividades. Siempre nos piden cosas nuevas y esto se convierte en un reto para cada curso. Este año, por ejemplo, estamos preparando concursos sobre el cubo Rubik, para varios I.E.S., y también un nuevo teatro que, sin duda, va a levantar pasiones..., como ya fue el que tenemos sobre el autismo”.


Hoy no se concibe el estudio o el trabajo en una rama de la Ciencia sin interactuar con las demás. “No puedes hablar de Física o Matemáticas sin hablar de Filosofía o Arte”, afirma. “Por ello, a nuestros estudiantes, aspiren al futuro profesional que aspiren, debemos mostrarles que la Ciencia es útil e interesante. Cualquier proyecto que acerque la ciencia y la tecnología a la sociedad, y a los estudiantes en particular, debe ser valorado y tenido en cuenta. No existirá en el futuro casi ningún nicho de mercado, o modelo de negocio, que no tenga que lidiar con ambas de alguna forma...”.


UN BUEN MOMENTO PARA LA DIVULGACIÓN

¿Cómo ve el panorama de la divulgación científica?, le preguntamos a Jorge Asensio. “Bueno, la facilidad de llegar a un público de todas las edades, de una manera fácil y económica, a través de las redes sociales, ha sido muy utilizada para divulgar”, responde. “Y la apuesta de las administraciones y Universidades en este ámbito también se ha notado en estos años”.


“Si a esto le sumas que somos cada vez mas dependientes de las tecnologías de la información para desenvolvernos profesional y socialmente, entendemos que es fundamental desarrollar las competencias digitales, en las carreras o en el desarrollo profesional”. Actualizarse, valerse de los canales de divulgación punteros, y tener una actitud crítica ante los nuevos adelantos, es clave para disponer de una buena salud científica en la sociedad”, afirma Jorge. “Por suerte, cada vez son mas las personas que rechazan las informaciones sin contrastar, o basadas en pseudociencias. Y las que buscan medios fiables de información”.

 

Temas relacionados
AlmeríaTech Ciencia Tecnología

para ti

en destaque