La seguridad en la ‘no feria’: control de las aglomeraciones y del botellón

Refuerzo de Policía Nacional, Local y Autonómica para que no se escape ningún detalle

Reunión de la Junta de Seguridad ante la Feria de Almería
Reunión de la Junta de Seguridad ante la Feria de Almería La Voz

“Controlar las aglomeraciones y los botellones”. Esos son los principales objetivos que se han marcado en la Junta Local de Seguridad en la que se trazaba el plan para controlar los días de ‘no feria’ con la presencia de la Subdelegación del Gobierno en Almería, la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía (061), Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, Bomberos y  Protección Civil, además de los concejales de Presidencia, Cultura, Promoción de la Ciudad y Seguridad y Movilidad.


A pesar de esa declaración de guerra al botellón, lo cierto es que poco se explica sobre las medidas concretas que piensa realizar el dispositivo policial para su control. Eso sí, recuerdan que la realización de botellones está prohibida por la ley mucho antes de la COVID. Añade el Ayuntamiento en su comunicado de prensa que esto es algo que “saben bien los cuerpos y fuerzas de seguridad que van a evitar aglomeraciones como las que este fin de semana, han llevado a levantar medio centenar de denuncias en botellones celebrados en Barranco Bolas (El Quemadero) y el barrio de Retamar”.


Dispositivo



Aunque sin datos concretos sobre el número real de agentes de todos los cuerpos que velarán por el buen desarrollo de estos días, sí que ha trascendido de esta Junta Local de Seguridad que el operativo se verá reforzado con agentes del Cuerpo Nacional de Policía que se encargarán de velar por la seguridad ciudadana, el orden público y la prevención de la delincuencia.


La Policía adscrita a la Junta de Andalucía sumará una patrulla en turno de tarde para el cumplimiento de la normativa sanitaria. Y por su parte, la Policía Local además de sus turnos habituales contará con dos grupos especiales en turno de tarde -entre las  15.00 y las 23.00 horas- y de noche - de 22.00 horas a 6.00 de la mañana-.



Uno de los grupos de agentes de Policía Local, según explica el superintendente, Jorge Quesada, estará destinado específicamente a ser los encargados del control de las normas en hostelería, aforos y venta ambulante. 


Por su parte, Guardia Civil se coordinará con Policía Local para el control del tráfico en los accesos a la ciudad y Protección Civil montará un puesto de mando avanzado en el recinto ferial, donde también estarán bomberos y servicio sanitario de la Junta de Andalucía.


Aforos

A este dispositivo se suma también la seguridad privada que se ha contratado para el control del recinto ferial, así como la app a través de la cual se podrá comprobar el aforo existente en tiempo real en las diferentes partes del recinto. La idea es que esto permita un mejor control de las aglomeraciones entorno a los ‘cacharricos’.


Explica el alcalde de la capital, Ramón Fernández-Pacheco, que la intención municipal es “poner todos los medios al alcance para que se cumpla la normativa sanitaria, se eviten aglomeraciones y botellones, y los almerienses y quienes visiten la ciudad estos días disfruten de la hostelería, de las atracciones y los conciertos con seguridad”.


Hay que recordar que ya se eliminaron muchas de las actividades que estaban previstas. Seguirán adelante los conciertos siguiendo los criterios marcados dentro de los protocolos de Cultura Segura. También habrá Feria de Alfarería en la Rambla, con distancia de seguridad y control de aforo, y acto de Los Coloraos, con aforo limitado en el Salón de Plenos y Plaza Vieja. 


Además, se mantienen los actos religiosos aunque eso sí, con aforo limitado. 


Ahora toca volver a hacer una llamada a la responsabilidad de los almerienses y visitantes para que durante los días que dura la ‘no feria’, del 20 al 28 de agosto, sean prudentes.


Transporte

A pesar de que no hay casetas y teniendo en cuenta que serán muchas las familias las que acudirán al recinto ferial tanto para que los más pequeños disfruten de los ‘cacharricos’ así como los puestos de repostería, se ha preparado un refuerzo para el servicio de transporte público.


Explican desde el Ayuntamiento de la capital que la empresa concesionaria del servicio de transportes, Surbús, junto al área de Movilidad y Seguridad, va a reforzar las dos líneas de autobuses que conectan con el recinto ferial (líneas 7 y 31) de modo que se utilizarán vehículos articulados y se ampliará el horario hasta la una de la madrugada para que las familias que se acerquen hasta las atracciones puedan regresar a su casa sin problemas y en transporte público.


Así lo decidieron en la Junta Local de Seguridad en la que también se abogó por habilitar una parada especial de taxi en el acceso al recinto ferial.

Lo que no habrá en este año es aparcamiento especial habilitado para la feria. En otros años  y, este año, no habrá ‘parking’ especial de Feria. Así que, habrá que tener en cuenta que será más difícil proceder a aparcar cerca del recinto ferial al no contar con ellos.


Por esto se recomienda, como en cada feria aunque este año vaya a contar con un menor número de visitantes, el acudir a este recinto ferial utilizando el servicio de transporte público, bien sea colectivo bien sea en taxi, incluso para aquellos que así lo puedan hacer, que acudan a pie.


Otras actividades
En la Junta Local de Seguridad se ha puesto sobre la mesa la realización de otras actividades que coinciden con los mismos días de la ‘no feria’ como son el fútbol, del día 20, o la celebración, los días 21 y 22, de los festejos taurinos. Los dos espectáculos previstos  tienen, eso sí, aforo limitado para poder realizar su trabajo.


 

para ti

en destaque