Bajo el yugo de las tiernas palomas

Nos bombardean por tierra, mar y aire: La ciudad es atacada sin tregua por las palomas

Una montaña de excrementos de palomas se alza sobre un histórico balcón de la céntrica calle de Castelar.
Una montaña de excrementos de palomas se alza sobre un histórico balcón de la céntrica calle de Castelar. La Voz

Las palomas nos han ganado la partida. Se han instalado entre nosotros sin hacer ruido pero dejando un rastro de mierda que acentúa la fama de ciudad sucia que tiene Almería. Por mi plaza pasa todas las mañanas un anciano con dos bolsas cargadas de comida para las palomas. Se sienta en un banco y les va echando de comer, componiendo una escena llena de generosidad y ternura: el viejo y las palomas comiendo a su alrededor. ¿Quién se atreve a perturbar esa estampa tan conmovedora? 



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/216991/bajo-el-yugo-de-las-tiernas-palomas

 

Temas relacionados
Centro Histórico Medio Ambiente Catedral de Almería Análisis

para ti

en destaque