“Si en casa dejas a tu hijo de 16 años tomar alcohol, buscará otras cosas”

María Fernández, responsable Prevención Adicciones del Servicio Provincial de Drogodependencias

María Fernández Lorenzo, responsable de Prevención del Servicio de Drogodependencias de Diputación.
María Fernández Lorenzo, responsable de Prevención del Servicio de Drogodependencias de Diputación. La Voz

María Fernández Lorenzo tiene una larga experiencia en la prevención de adicciones y se queda con la parte positiva: es posible salir de ellas


Antes de hablar de adicciones nos gustaría conocer la relación entre los niños y los móviles.

Los niños tienen móviles a edades que la legislación no lo contempla. Nunca antes de los 12 años. Una triste realidad es que cuando hacen la Primera Comunión, las propias familias les regalan el teléfono, con acceso a tantas cosas... Nadie pondría a conducir un coche a un niño de esa edad.



¿Qué es el Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones de la Diputación?

Es un servicio público de atención a las adicciones por sustancias y otras sin sustancia: tecnológicas y otras dependencias, atendido por profesionales de diversas disciplinas para los 103 pueblos, para ayudar a personas que tienen problemas con adicciones. No es necesaria una derivación desde Atención Primaria. La familia puede comunicarse con nosotros, o la persona afectada, a través del teléfono 950 211 101.



¿El área de Prevención trabaja en el ámbito educativo?

Sí. Estamos en la Comisión Provincial de Educación donde se trabajan los programas de hábitos de vida saludable en coordinación con el profesorado. Por un lado, en la prevención de adicciones y por otro, en el uso positivo de las tecnologías.


¿Cuál es el objetivo de los técnicos en Prevención?

Evitar que los jóvenes consuman y retrasar la edad de inicio. Desde Diputación y Junta de Andalucía se llevan a cabo diferentes programas formativos, consistentes en la formación social y en el desarrollo de habilidades sociales para detectar lo más precozmente posible los problemas para actuar rápidamente. Todos podemos hacer algo en la prevención de adicciones; incluidos los medios de comunicación.


¿Cómo entran los jóvenes en contacto con las drogas?

Por imitación. La adolescencia tiene unas características que tienen que ver con la exploración de mundos desconocidos, de hacerse ver y también de ir en contra de lo establecido. El alcohol, aun siendo un depresor del sistema nervioso central, les hace más atrevidos y se relacionan mejor. El riesgo va aumentando a medida que van repitiendo. Su organismo y su mente no están terminados.


¿A qué riesgos se exponen?

Cuando consumen o cuando beben pierden de vista sus propias normas. Pueden mantener relaciones sexuales de riesgo sin protección, meterse en peleas y broncas. Durante el toque de queda hemos recibido a chicos y chicas que han sido atendidos en los servicios de emergencias por comas etílicos.


¿Cuál debe ser el papel de los padres ante estas situaciones?

No deben mostrar indiferencia si observan que su hijo ha consumido alguna sustancia o pueda abusar del alcohol. Puede mostrar un cambio comportamental o a nivel emocional; estar enamorado y no ser correspondido, cambios en la vestimenta y de amistades, y si está abandonando sus estudios. Aun así esto no es determinante. También puede coincidir con la crisis de la adolescencia. Los padres deben mantener una buena comunicación con sus hijos y hacerles reflexionar.


¿Se refiere a que sean un modelo a seguir?

No pueden decirle a sus hijos lo mala que es una sustancia si están con una caña en la mano, pero sí cualquier cosa desde el cariño. Hay padres que nos solicitan ayuda cuando sus hijos cumplen 16 años porque piden celebrarlo con cerveza. Comprar alcohol a tu hijo de 16 años es un acto ilegal. Una vez que los dejes buscarán otra sustancia, porque ya los has dejado tomar en casa.


¿Cuándo se considera abuso la relación del adulto con la cerveza?

La bebida que tome a la semana va a depender de si es hombre o mujer, y hay ocasiones en que una sola toma es abusiva. Me refiero a menores y embarazadas, en el manejo de maquinaria peligrosa y en la conducción. En el alcohol el riesgo cero no existe.


¿Qué es el síndrome de Korsakoff?

Es una enfermedad mental que afecta a algunas personas que abusan del alcohol y en algunos casos puede producir psicosis. Yo soy de Prevención. Me gusta sacar la parte esperanzadora de que se puede salir de toda adicción, y a veces empieza con el cambio del estilo de vida. Ordenar esa vida, buena alimentación, ejercicio físico, horas de sueño y no consumir sustancias ni alcohol.


¿Cuál es el valor del equipo de profesionales de Prevención en la provincia de Almería?

Este servicio existe desde 1986 con profesionales de alta formación y una motivación extraordinaria. La formación en los equipos es permanente. Estamos actualizados en los nuevos problemas de adicción, porque nuestro gran objetivo es que la gente practique actividades no adictivas.

 

Temas relacionados
Entrevistas Drogas Alcohol

para ti

en destaque