Los barrios se vuelcan con los huertos urbanos municipales

Los Ángeles, Araceli y Piedras Redondas cuentan con los primeros gestionados por los vecinos

Comenzaron como si de una moda se tratara en nuestra ciudad y la llegada de la pandemia los ha consolidado. Los tres huertos urbanos municipales que funcionan en la capital con el apoyo de los colectivos vecinales se han convertido en un punto de referencia en los barrios de Los Ángeles, Colonia de Araceli y Piedras Redondas hasta el punto de contar con lista de espera para tener ese trocito de tierra de cultivo rodeada de asfalto.


En apenas un año de funcionamiento el concejal de Agricultura y Deportes, Juan José Segura, hace un balance muy positivo de la experiencia que ha permitido reactivar no solo el gusto por la agricultura entre unos almerienses que, en su mayoría, no tenían grandes nociones sobre los cultivos, sino la propia unión del barrio. “Aquí vienen los vecinos y mientras cuidan de los cultivos hablan, pasan el día, se relacionan”, explica el edil de Agricultura.


Modelos
A pesar de que todos los huertos urbanos municipales nacen con la misma intención, que sean los diferentes colectivos vecinales los que se encarguen de la gestión con la colaboración del Consistorio, lo cierto es que cada uno de ellos tiene su propio método de funcionamiento y su idiosincrasia.



Arrancamos visita de la mano de Juan José Segura en el huerto ubicado en el barrio de Los Ángeles. Están en pleno proceso de cambio de cultivos aunque todavía se pueden ver las tomateras de raf y cherry o algunas plantas de habas. En este huerto, salvo un par de parcelas individuales, cuenta con una gestión comunitaria, es decir, todas las parcelas producen para todos los que cuidan de este espacio. Explican desde la asociación ‘La Palmera’ que esto “fomenta procedimientos democráticos para decidir qué se cultiva, cómo se cuidan y el reparto de tareas”.


Desde que arrancara el funcionamiento de este espacio han hecho algunos cambios y tomado decisiones como el que todos los productos que allí se cultiven sean ecológicos. Para ello han creado una compostera, están plantando flores ornamentales que les ayuden a atraer a los insectos que colaboren para la polinización de los cultivos y han creado su propio semillero. Y todo esto casi sin conocimientos previos aunque cuentan con la colaboración de una ingeniera agrónoma del barrio.



Otro modelo de gestión es la que tienen en la Colonia de Araceli. ‘Los Hortelanos’, que es el nombre que le han puesto a este espacio, se gestiona por la asociación Amatisteros, y su funcionamiento se realiza a través de parcelas individualizadas y libertad de cultivo.


Punto de encuentro
En este vergel se pueden ver desde tomates, a habas, berenjenas, plantas aromáticas o cebolletas. En las mesas de cultivo se puede ver algún ‘mini invernadero’ de creación casera para el cultivo de fresas y en las parcelas hay quien ha colocado hasta una veleta para llevar el control del viento.  Pero sin duda lo que destacan todos los presentes es cómo ha cambiado sus vidas la puesta en marcha de este espacio. Allí han encontrado respiro en la pandemia y un lugar en el que compartir.


Lo mismo ocurre en Piedras Redondas, el huerto más pequeño y que espera la llegada de una habitación de aperos. El cuidado aquí también es individual y los cultivos son los básicos para la cocina diaria: cebolletas, lechugas, alcachofas, habas... Un espacio que además de llenar el tiempo también permite llenar el frigorífico de aquellos que se han convertido en agricultores.


Éxito que puede llegar a otros barrios

El concejal de Agricultura y Deportes, Juan José Segura, está muy satisfecho con el funcionamiento de los tres huertos urbanos. Tanto es así que está trabajando en extender la medida a otros barrios ante la buena aceptación de los vecinos.


Recuerda el concejal que el Ayuntamiento colabora activamente con los colectivos que los gestionan. Les han proporcionado material, espacios para guardar las herramientas y, cuando se puede y gracias a la colaboración de muchas empresas del sector de la provincia, les proporcionan las plantas de temporada para los cultivos.


Sea como sea la puesta en marcha de estos huertos urbanos ha sido un éxito y más en una época de pandemia en la que han sido un lugar de respiro para los vecinos.


 

Temas relacionados
Agricultores Ayuntamientos Los Ángeles

para ti

en destaque