El Acebuche tendrá un segundo anillo de seguridad perimetral

Prisiones invierte unos dos millones para la protección perimetral y la seguridad en celdas

Panorámica del primer pasillo perimetral de El Acebuche, al que se añadirá otro exterior
Panorámica del primer pasillo perimetral de El Acebuche, al que se añadirá otro exterior La Voz
Javier Pajarón
07:00 • 27 feb. 2021

El Acebuche afronta un nuevo salto en su proceso de modernización. Instituciones Penitenciarias inicia a mediados del mes de marzo las obras de remodelación del área perimetral de la cárcel de Almería que, en la práctica, supondrá la construcción de un segundo anillo de seguridad exterior alrededor del centro.


Las obras acometidas a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE) tiene un presupuesto aproximado de dos millones de euros y contempla también medidas de seguridad adicionales en el interior del recinto, que ayudarán fundamentalmente a proteger la salud de internos y funcionarios.


El Acebuche cuenta actualmente con un muro exterior, un pasillo interior perimetral y la estructura de módulos separados y aislados entre sí. Las obras van a convertir un camino precario que hay fuera del recinto en un segundo anillo de seguridad. Estará vallado y contará con nuevos sistemas de videovigilancia y alarmas, aunque los detalles concretos se mantienen en secreto por motivos de seguridad.




Esta mejora supondrá el levantamiento de un barrera adicional para la protección de El Acebuche. Con el diseño planteado, no solo será más difícil intentar un fuga saltando muros y concertinas, sino que se complicarán los lanzamientos desde el exterior.


Salud



Los traficantes arrojan teléfonos y pequeñas pelotas con droga desde el descampado norte, entre la cárcel y la autovía. Ahora, el nuevo anillo exterior pondrá mayores trabas a estos intentos, que suponen una amenaza a la seguridad de la prisión.


Por otra parte, el proyecto contempla la colocación de interfonos y alarmas contra incendios en todas las celdas de la cárcel de Cuevas de los Medina. Cada habitación estará conectada con un teléfono con el centro de control de cada módulo, de manera que los internos puedan avisar más rápidamente en caso de emergencia. Los reclusos no tendrán que alertar a golpes contra la puerta, en una escena impropia de una prisión moderna.


Una parte de la población reclusa sufre adicciones, patologías crónicas y/o condiciones de salud precarias, por eso su seguimiento es clave para cumplir con las obligaciones conferidas a Instituciones Penitenciarias. El Acebuche asume el compromiso y da un salto en la protección de quienes viven en el recinto.


La prisión ha vivido un proceso de modernización progresivo desde la llegada a la dirección de Miguel Ángel de la Cruz. El segundo penal más antiguo de Andalucía ha incorporado un Centro de Inserción Social (CIS) para terceros grados, construido en el Polígono Sector 20, y dispone ahora de cuatro nuevos módulos levantados en el antiguo patio oriental.


Entre las obras acometidas se realizaron mejoras en la Enfermería y el Departamento de Comunicaciones, que han mejorado las zonas de visitas, locutorios y otros espacios similares. Del mismo modo, se reformó el salón de actos, la vía de acceso a la cárcel desde la carretera AL-3114 y las cubiertas de los módulos para acometer un salto en la habitabilidad general.


Temas relacionados

para ti

en destaque