El ‘Vacunauto’ echa a rodar en Almería con 260 sanitarios

Comienza la vacunación masiva en la provincia

“Vamos a ponerle la vacunilla. Relájeme el brazo, ... y ya la tiene puesta. Muy bien. Tiene que esperarse detrás de ese coche gris unos 10 o 15 minutos por si hay algún efecto adverso. Y ya se podrá ir. Recuerde que la segunda dosis la recibirá en unas 10 semanas. La reacción que puede tener es como si se pusiera la vacuna de la gripe, como dolor de cabeza, y se toma lo que usted acostumbra”.



Ni 30 segundos duró esta conversación que mantuvo la enfermera Cristina Arias con María José Hernández, auxiliar de farmacia en Carboneras, en el día de estreno del vacunauto en los exteriores del Palacio de los Juegos Mediterráneos en la capital almeriense.


Desde ayer por la tarde ya está activo, en horario de mañana a tarde, el punto de vacunación masiva contra el coronavirus en la ciudad, como punto de referencia para Almería, las comarcas de Nacimiento y Andarax y las localidades de Níjar y Carboneras.



Como María José Hernández pasaron hasta unos 260 profesionales vinculados también al ámbito sanitario, y a partir de hoy comenzarán a hacerlo docentes de Infantil, Primaria y Secundaria. A todos los que son menores de 55 años se les administra la primera dosis de AstraZeneca. A los mayores de esa edad les corresponde Pfizer o Moderna, según el colectivo.


Puntuales a la cita acudieron, por ejemplo, el farmacéutico de Instinción, Francisco José Rodríguez González. Instinción es uno de los pueblos donde el Covid-19 ha disparado su incidencia, pero allí también la curva se ha doblegado.



Desde Instinción

Al volante de su coche expresaba que “cuanto antes se inmunice la gente, mejor, porque menos casos va a haber”. “En Instinción han vacunado a alrededor del 50 por ciento de la población porque hay muchos mayores de 80 años, que tuvieron que desplazarse la semana pasada al centro de salud de Alhama de Almería”.


Detrás de él estaba otro sanitario. “Deseando estaba de ponerme la vacuna. Todo bien. Gracias a Dios. Todo el mundo tiene que vacunarse y cuanto antes, mejor”.


Y desde el barrio de Oliveros se trasladó Javier Waisen, que también anhelaba la inoculación, “pero más ganas tengo de que se vacune mi padre, que tiene 70 años y es el titular de la farmacia”.


El espíritu del 2005

Al grupo de personas de esa edad se les administrarán las dos dosis de Pfizer y tendrán que esperar unos días para pasar por el Palacio de los Juegos Mediterráneos, una infraestructura deportiva que hace casi 16 años sirvió para elevar más la autoestima de los almerienses y ahora se convierte en la sede de la esperanza comunitaria de salir cuanto antes de la pandemia.


Tal y como estaba previsto, mientras se vacunaba ayer por la tarde a cientos de almerienses en el pabellón, varios equipos, uno de ellos de voleibol femenino entrenado por Cosme Prenafeta, se preparaban para el próximo partido. “No se entorpece la actividad deportiva por el despliegue de sanitarios poniendo vacunas tanto dentro como fuera del Palacio de los Juegos”, remarcaba el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, orgulloso de ser testigo de la que es “la mejor noticia” de lo que llevamos de año 2021.


Al igual que este lunes, 22 de febrero, fueron protagonistas los trabajadores de oficinas de farmacia, otros profesionales del ámbito sanitario que serán citados en estos días por el Distrito Almería y los de Levante y Poniente son los de centros polivalentes, centros de reconocimiento, ópticas, establecimientos de audioprótesis, centros de menores o centros de atención infantil temprana.


Tocando a las puertas están ya los docentes y efectivos de los distintos cuerpos de seguridad. “Cuantas más vacunas tengamos, más pondremos”, reiteró la delegada del Gobierno, Maribel Sánchez Torregrosa.

 

Temas relacionados
Vacuna del Coronavirus Coronavirus en Almería Salud

para ti

en destaque