Los colegios tienen pautas para equilibrar confort térmico y ventilación

Los centros pueden renovar el aire de las aulas durante los cambios de clase

Profesores y alumnos deben acudir abrigados para combatir el frío , como en esta aula del IES Río Aguas de Sorbas.
Profesores y alumnos deben acudir abrigados para combatir el frío , como en esta aula del IES Río Aguas de Sorbas. La Voz

La Consejería de Educación y Deporte ha recordado que los centros educativos de Andalucía disponen de directrices y recomendaciones para establecer un equilibrio entre la necesidad de ventilar las aulas y demás espacios cerrados por el Covid-19 y el confort térmico en plena ola de frío, recogidas en un documento elaborado por los expertos de la Consejería de Salud y Familias y enviada a los centros el pasado 22 de diciembre.


Este documento, que actualiza, aclara y puntualiza cuestiones relativas a la ventilación respecto a las medidas establecidas por los expertos sanitarios en junio de 2020, y que ha permitido, con la colaboración de toda la comunidad educativa y del trabajo conjunto de las consejerías de Salud y Familias y Educación y Deporte, mantener una incidencia muy baja del Covid-19 en los centros educativos, recoge la recomendación de "combinar el sistema de climatización con aquellas pautas de ventilación natural más adecuadas a su centro, entorno y condiciones climatológicas, siempre intentando mantener un equilibrio entre renovación del aire y el confort térmico".




En este sentido, incide en que "en el caso de que no puedan permanecer abiertas ventanas y puertas ni total ni parcialmente (por las condiciones térmicas), se deberán establecer unas pautas de ventilación periódicas, por ejemplo cada hora o cada cambio de clase, durante al menos 10 minutos. Al volver del recreo sería adecuado mantener la ventilación natural al menos durante 5 minutos", y recuerda que, en cualquier caso, "en estos momentos se prioriza la seguridad de los alumnos ante el contagio sobre el bienestar térmico y la eficiencia energética". La Consejería de Educación y Deporte recuerda que en todo momento, desde el inicio de la pandemia, siempre se ha guiado por las directrices que han ido marcando las autoridades sanitarias para la prevención y seguridad en los centros educativos.


Purificadores Respecto al uso de purificadores de aire, el documento de la Consejería de Salud aclara que "es importante dejar claro que su utilización no sustituye la necesidad de ventilación natural, ni deben dar falsa sensación de seguridad, evitando que se ventile adecuadamente. Es decir, si se decide emplearlos en las aulas, éstas deberán ventilarse igualmente".

Añade que "en la actualidad no consta la existencia de estudios publicados que establezcan una relación directa entre el uso de sistemas de purificación mediante filtrado en las aulas y su efecto directo en la disminución de la transmisión del SARSCoV-2 en las mismas".




La Consejería de Educación y Deporte reitera su agradecimiento a los profesionales docentes y no docentes de los centros educativos, así como a las familias, alumnado y a toda la comunidad educativa en general, sin cuya colaboración y comprensión no sería posible la actividad docente presencial en una situación tan compleja e inédita por la pandemia.


Bajo cero Educación ha hecho estas aclaraciones tras la polémica levantada por las bajas temperaturas que deben soportar los alumnos debido a la necesidad de renovar el aire de las aulas contra el coronavirus. En este sentido, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, ha exigido la actuación inmediata de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía en los centros educativos ante la multitud de incidencias que se están registrando por el intenso frío de estos días, que obliga a profesorado y alumnado a desarrollar su tarea en aulas que se encuentran a temperaturas bajo cero.


La secretaria de Seguridad y Salud de CSIF Andalucía ha dirigido sendos escritos al consejero y a la viceconsejera de Educación, Javier Imbroda y María del Carmen Castillo, respectivamente, para comunicarles las deficiencias y denuncias que el sindicato está recogiendo en relación al estrés térmico por frío en las aulas de los centros educativos, y para instarles a tomar las medidas pertinentes y oportunas para subsanar las incidencias.


Entre dichas pautas, CSIF urge a la Consejería a la realización de la evaluación de riesgos y medición de condiciones termohigrométricas -que son las condiciones físicas ambientales de temperatura, humedad y ventilación en las que se desarrolla una determinada actividad— en las aulas, así como a reforzar los sistemas de calefacción para llegar a unas condiciones climatológicas de confort dentro de los parámetros de temperatura comprendidos entre 17 y 27 grados centígrados -tal y como establece la normativa de seguridad y salud en los lugares de trabajo- mediante la colocación de estufas portátiles y sistemas de climatización con bomba de calor.


Asimismo, el sindicato reclama dotar de purificadores de aire con filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air) en las aulas y de medidores de CO2 para comprobar la calidad del aire, como medidas preventivas adicionales a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas, con el objetivo de minimizar la probabilidad de contagios del Coronavirus por aerosoles.

La central sindical recuerda que la exposición laboral a ambientes fríos puede causar serios problemas de salud y que las bajas temperaturas que se están soportando en las aulas andaluzas en muchos casos afecta a la salud tanto de profesionales docentes como de alumnado, ya no sólo frente a la Covid-19, sino a otras patologías con efectos respiratorios o cardiovasculares. Igualmente, CSIF hace hincapié en la dificultad que comporta la actividad docente en estas circunstancias.

 

Temas relacionados
Colegios Salud

para ti

en destaque