Una cirugía pone luz a la vida de un paciente con dificultades para comer

Los profesionales de HLA Mediterráneo logran recuperar a un enfermo por un tumor gástrico

La intervención, desde dentro.
La intervención, desde dentro. La Voz

El Servicio del Aparato Digestivo del hospital HLA Mediterráneo ha realizado con éxito una intervención de alta complejidad a un paciente que presentaba una estenosis (estrechez) causada por la sutura quirúrgica tras extraerle un tumor gástrico en una operación previa. Esta disfagia o dificultad para ingerir alimentos le causaba malnutrición, pérdida de peso, anemia y vómitos sanguinolentos.


El origen de esta dolencia es una excesiva reacción cicatricial del organismo del paciente en la zona de la anastomosis (entre el 5 - 46% de los procedimientos). La complicación no es previsible y no es consecuencia de la técnica empleada por el cirujano en la extracción de la neoplasia.


Tratamiento A este cuadro clínico, siempre complejo y de difícil tratamiento, se sumó que el paciente presentaba una estenosis con una luz intestinal puntiforme que no permitía el paso del endoscopio, con excesiva fibrosis (tejido cicatrizal). “El tratamiento tradicional empleado en estos casos es la dilatación progresiva de la estenosis por vía endoscópica, introduciendo balones de tamaño creciente para forzar la dilatación de la zona afectada, aunque la recurrencia posterior de la estrechez nos lleva a aplicar técnicas más efectivas”, explica el doctor Francisco Gallardo Sánchez, especialista del Aparato Digestivo del Grupo HLA en Almería.


“Optamos de inicio por un abordaje combinado. Con un bisturí eléctrico ejecutamos incisiones radiales en la estenosis y posteriormente realizamos la resección del tejido cicatricial. Por último, provocamos la dilatación de la estenosis con un balón endoscópico. Esta técnica, aunque no es excesivamente compleja, desde el punto de vista técnico no está exenta de riesgos potencialmente graves como el sangrado y sobre todo la perforación”, advierte el especialista.  


El equipo de la cirugía estuvo coordinado permanentemente con el área de Cirugía General del centro almeriense para actuar en caso de cualquier complicación derivada de la técnica. La evolución del paciente ha sido totalmente satisfactoria, y ya tolera dieta triturada por vía oral, incluso sólidos, y ha experimentado ganancia de peso.



El doctor Gallardo Sánchez, con más de 20 años de experiencia en la Medicina Digestiva, cuenta una larga trayectoria en Endoscopia Terapéutica Avanzada y ha participado en actividades de divulgación e investigación científica a nivel regional, nacional e internacional. Además, es adjunto al servicio de Aparato Digestivo de Hospital de Poniente, en El Ejido, desde el año 2004. 

 

Temas relacionados
Salud Hospital HLA Mediterráneo

para ti

en destaque