Cómo un trozo de plástico delató al conductor homicida de Campohermoso

La Guardia Civil no halló frenazo y tuvo que buscar coche y modelo con una pequeña pieza rota

Lugar del suceso, la mañana del 9 de septiembre
Lugar del suceso, la mañana del 9 de septiembre Pablo Poza

El cuerpo sin vida de la víctima yacía en un pequeño barranco junto a la carretera entre San Isidro y Campohermoso, rodeado de desechos y a los pies de un conducción de agua para invernaderos.


Eran apenas las siete de la mañana y la llamada de un vecino ponía a la Guardia Civil sobre la pista de un conductor homicida, un vehículo fugado tras atropellar a un varón de 57 años de edad.


Una semana después del suceso, detalles del procedimiento revelan el trabajo minucioso y metódico del Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico (GIAT) para resolver el caso y facilitar el envía a prisión de A. E. de 34 años por presuntos delitos de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro.


Según fuentes de la investigación consultadas por LA VOZ DE ALMERÍA, los agentes apenas consiguieron vestigios en el lugar de los hechos. La víctima tenía un fuerte impacto de un vehículo, pero en el asfalto no se detectaron marcas de frenado, volantazos u otros  elementos para caracterizar la conducción.


Sin embargo, los investigadores identificaron cristales rotos y unas pequeñas piezas de plástico que, a ojos de expertos, suponían el mejor hilo para tirar y reconstruir la secuencia.




La Guardia Civil indagó sobre el vehículo y llegó a la conclusión de que el huido estaba al volante de un  SUV marca Land Rover. Como un puzle, la pieza de la carrocería se cotejó con los diseños comercializados en los últimos años hasta encajarla en un Evoque.  El GIAT tenía ya el turismo, necesitaba ahora el conductor.


Las gestiones revelan un esfuerzo de mayúsculo. En apenas ocho horas, la Benémerita consiguió una lista de  vehículos y conductores con ese mismo coche en la provincia de Almería. Luego acotó a la Comarca de Níjar, como residencia probable del fugado. Y se puso en marcha.


Los agentes iniciaron la búsqueda en cada uno de los domicilios y terminó por hallar el Land Rover anhelado. La mencionada pieza de plástico encajaba sobre la carrocería marcada por el impacto con el peatón en el 9 de septiembre  08,350 de la carretera AL-3111 en Níjar.


“Tras una primera inspección se comprobó que los restos hallados eran coincidentes con los daños que presentaba el vehículo, por lo que se procedió a la detención de su conductor como presunto responsable”, dice el Instituto Armado.

En ocho horas

A. E. de 34 años de edad fue identificado como presunto autor del atropello mortal, detenido y puesto a disposición judicial. Luego ingresó en el centro penitenciario de El Acebuche, como adelantó LA VOZ DE ALMERÍA.


El impacto pudo producirse sobre las 7 horas y el arresto se precipitó sobre las 15 horas del mismo día, lo que revela la meritoria operación, que en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería se considera un éxito policial.


El conductor se negó a declarar y acabó en prisión provisional a la espera de la evolución de las diligencias de investigación. Según los primeros datos conocidos sobre el suceso, A. E. dio negativo en el control de alcohol y drogas y tenía sus permisos en regla. La Guardia Civil cree que ni siquiera paró para ver el estado del herido tras el atropello.

 

Temas relacionados
Seguridad vial

para ti

en destaque