“Hay casos que no guardan la cuarentena, y es un delito contra la salud”

Liliane López, coordinadora de rastreadores del Distrito Almería

Liliane López en su lugar de trabajo.
Liliane López en su lugar de trabajo. La Voz

La figura del rastreador es clave a la hora de frenar los contagios de coronavirus, pero no sirve de nada sin la colaboración de la ciudadanía. Es la idea que más repite al hablar la enfermera Liliane López que, de la noche a la mañana, se ha visto coordinando al equipo de rastreadores del Distrito Almería. “Se está llegando a todos los positivos”, valora orgullosa


¿Quién hay detrás de la figura del rastreador?

Actualmente la labor del rastreador la realizamos enfermeros referentes de los centros de salud que en su día recibimos un curso de formación, y ahora nos hemos visto reforzados por otros perfiles como fisioterapeutas. En el Distrito Almería, que yo coordino, tenemos a seis de reciente incorporación.


Antes de la pandemia, yo trabajaba como enfermera en la Unidad de Gestión Clínica del Bajo Andarax, en Benahadux. 


¿Cuál es su ‘modus operandi’?



El rastreador recibe un caso positivo, al cual llamamos Caso índice, y automáticamente un grupo administrativo se pone en contacto con él para avisarle de que le vamos a llamar. Mientras recibe esa llamada, ya le han pedido que elabore la lista de contactos en base a dos criterios: si es asintomático o si tiene síntomas.


¿Y cómo cambia esa lista en función de si es asintomático o no?

Si es asintomático, los contactos que tiene que aportar son los de los dos días previos a la realización de la prueba y hasta el momento del aislamiento. Y si es sintomático, se le solicita que haga la lista de contactos de los dos días previos al inicio de los síntomas y hasta el aislamiento.


Cuando el rastreador se pone en contacto con el positivo, esa lista ya está elaborada, de modo que se agiliza el trabajo y ya se le indican las medidas de aislamiento que debe mantener dentro del domicilio. 


El siguiente paso consiste en advertir a esos contactos, entiendo.

Sí, los llamamos para informarles de que han tenido contacto con un positivo y les explicamos las medidas de cuarentena que deben seguir hasta saber si están contagiados. A partir de ahí, se les gestiona la realización de una prueba PCR, así como una cita con su médico de cabecera para el seguimiento del resultado.


Hay mucha desinformación acerca de si ese contacto debería guardar cuarentena aunque el resultado de su PCR sea negativo.

Es cierto. Aunque la prueba salga negativa, el contacto tiene que mantener una cuarentena de catorce días desde la última vez que coincidió con el positivo. El hecho de que salga negativa, no quiere decir nada, ya que hay un periodo de incubación y si el contacto ha sido muy reciente, es posible que no se haya detectado aún. 


¿Y qué debe hacer esa persona, aparte de quedarse en casa?

Se le insiste en las medidas de cuarentena y se le insta a tomarse la temperatura dos veces al día, mañana y tarde. Si en cualquier momento comienzan síntomas, debe llamar a su médico, a Salud Responde o al 061 para informarles. Si el contacto se convierte en positivo, hay que retomar todo el circuito.


Según su experiencia, ¿los contactos se quedan en casa aunque den negativo?

En general la gente es responsable, y nosotros queremos pensar que están siguiendo nuestras recomendaciones. Pero sí se dan casos de personas que no quieren seguir la cuarentena, por lo que se les informa de que están incurriendo en un delito contra la salud pública y se comunica a la Delegación de Salud. La importancia de quedarse en casa aunque la PCR sea negativa es vital porque si esa persona se vuelve positivo, el círculo va aumentando. 


¿Faltan rastreadores en Almería?

Yo no estoy capacitada para valorar eso. Sí puedo afirmar que los compañeros rastreadores están trabajando muchísimo y haciendo una labor impresionante. Se están haciendo cada vez más pruebas PCR y se está llegando a todos los positivos. Es una figura clave, pero sin la colaboración de la ciudadanía no sirve de nada. Necesitamos la ayuda de los almerienses, y que se conciencien a la hora de seguir los procesos.


Existe cierta confusión acerca de qué se considera contacto.

Se considera contacto a una persona que ha estado más de quince minutos a menos de dos metros de un positivo sin mantener medidas de protección. También a aquella persona que ha proporcionado cuidados a un contagiado sin protegerse, ya sea personal sanitario o cuidadores. 


¿Qué mensaje enviaría a la sociedad?

A la sociedad le diría que no olvide las tres medidas básicas: el  uso de mascarillas, la higiene de manos y la distancia social. Y las reuniones sociales hay que acotarlas. Aunque haya muchos rastreadores, ellos tienen que poner de su parte. 

 

Temas relacionados
Coronavirus en Almería Brotes de coronavirus Sanitarios Entrevistas

para ti

en destaque