“Que la sangre de Los Coloraos siga impulsando a los almerienses”

Homenaje a los Mártires de la Libertad en el que podría ser su último acto en la Plaza Vieja

“Que la sangre vertida por Los Coloraos en nombre de la democracia y de la libertad siga impulsando a los almerienses a llevar con orgullo la leyenda: ‘Muy noble, muy leal y decidida por la libertad Ciudad de Almería”. Con estas palabras que encierran una alusión al lema del escudo de la capital culminó ayer su intervención la oradora de los Mártires de la Libertad, la investigadora y profesora María Dolores Durán, en un acto marcado por las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus y que no estuvo exento de polémica ya que puede ser el último que se celebre en la Plaza Vieja.


El salón de plenos del Ayuntamiento de Almería acogió el tradicional homenaje con limitación de aforo -asistieron únicamente la Corporación Municipal, familiares de la oradora y los medios de comunicación- y uso obligado de mascarilla. “Estamos en un año histórico por la pandemia y este es un acto diferente, pero lo importante no es tanto el protocolo como el espíritu que nos mueve”, confesó Durán al principio de una conferencia que tuvo una clara vocación didáctica.


La principal novedad de este año es que el acto no incluyó el paseíllo a través del que las autoridades llevan a cabo la ofrenda floral ante el monumento a Los Coloraos, conocido como el Pingurucho, en la que puede ser su despedida la Plaza Vieja, pues ya cuenta con el visto bueno municipal para la licitación de los trabajos que conllevará su traslado a una nueva ubicación: el Parque Nicolás Salmerón.


A lo largo de su intervención, la pregonera eludió cualquier alusión a este polémica, que más tarde tuvo su reflejo al pie de la columna conmemorativa que recuerda la hazaña de este grupo de combatientes liberales que hace 196 años, en agosto de 1824, dieron la vida al pronunciarse en contra del absolutismo de Fernando VII y a favor de la Constitución de 1812.

Formación y cultura
Avalada por el hecho de llevar 42 años explicando este capítulo de nuestra historia a sus alumnos, María Dolores Durán abogó por la formación y el valor de la cultura como elementos prioritarios en el sistema educativo español de cara a que las futuras generaciones conozcan “los grandes hitos de la humanidad o de una región” de modo que lleguen a hacerlos suyos y los defiendan. “La libertad es propia de un ciudadano formado, preparado para saber convivir con las normas de su país, sus leyes y su Constitución, respetando otras ideas para avanzar juntos. Nuestra infancia y juventud deben de crecer en valores de educación, respecto y saber estar; solo entonces valorarán ser libres y cuando llegue el momento de votar en una sociedad democrática, sabrán qué tienen que hacer”, sostuvo.


En este sentido, estableció un paralelismo acerca de cómo el desconocimiento está llevando en la actualidad al desprecio en el “uso de la mascarilla por algunos jóvenes y otros no tanto, que aún siendo para un beneficio personal, no termina de utilizarse por el cien por cien de la población”. “No podemos formar sin esfuerzo, sin estímulo, sin superación; no nos engañemos ni les engañemos por la vía fácil, pues dentro de quince o veinte años serán los que organicen nuestro país”, señaló.



Tras esbozar el contexto histórico que rodea a los Mártires de la Libertad, la investigadora dio por terminada su intervención y recibió el escudo de la ciudad de manos del alcalde, Ramón Fernández-Pacheco. Para cerrar, y a falta de la presencia de la Banda Municipal de Música, se reprodujeron la Marsellesa y los himnos de Almería, Andalucía y España.

 

Temas relacionados
Los Coloraos Feria de Almería Ramón Fernández-Pacheco

para ti

en destaque