Un almeriense atrapado en Ecuador con su hijo pide ayuda para volver a España

Lamenta que el consulado que debe atenderle en Guayaquil ni siquiera coge los teléfonos

Jorge Soler, en un vídeo difundido por las redes sociales.
Jorge Soler, en un vídeo difundido por las redes sociales. La Voz

Jorge Soler, un técnico de emergencias almeriense, ha denunciado que está atrapado en Ecuador con su hijo discapacitado de nueve años y que los consulados españoles en el país no le han prestado ninguna ayuda para regresar, por lo que la ha reclamado a través de las redes sociales.


Soler reclama a las autoridades españolas que hagan lo posible para incluirle en un vuelo que partirá el próximo miércoles, 29 de abril, desde Guayaquil a Madrid, porque su situación es ya desesperada.


En declaraciones a este periódico, el almeriense explica que viajó a Ecuador el pasado 9 de marzo para que su hijo, que padece de ·distrofia muscular y tiene una minusvalía del 55%”, fuera sometido a sesiones de “terapia de medicina regenerativa por parte del doctor y catedrático por la Universidad de México Iván Merchán Peñafiel, que es el único en el mundo que hace este tratamiento”. Según dice, en España no está disponible uno similar porque “ con los recortes de los últimos 20 años no investigan este tipo de enfermedades raras”.


Plan de vuelta Su plan de viaje era regresar a España el pasado 6 de abril, algo que no fue posible debido a la pandemia del coronavirus.
Por ello, afirma haber intentado ponerse en contacto en reiteradas ocasiones con los consulados en el país americano, sin que hasta el momento le hayan dado una solución. Él y su hijo se encuentran en la ciudad de Cuenca, que es ámbito de actuación del consulado de Guayaquil, según le han informado en el de Quito, que al menos le ha cogido el teléfono, le ha tomado los datos y le ha informado sobre las posibilidades de vuelos de vuelta, dice.




Pero “la incompetencia del Gobierno aquí en Guayaquil, que no coge el teléfono ni responde a los correos electrónicos hace que nos quedemos más tiempo encerrados en Ecuador”. Y le dirige un mensaje: “No sé para que están los consulados, si no funcionan, nos tenemos que quedar aquí encerrados habiendo vuelos, con un niño de nueve años con una minusvalía?”


Jorge Soler y su hijo se encuentran alojados en un hostal de Cuenca. Hace unos días, su mujer, que trabaja en Almería, tuvo que mandarle más dinero “para ir tirando”. Pese a su situación, se muestra satisfecho con la decisión de viajar a Ecuador para tratar a su hijo, que “ha ganado fuerza y musculo, que había perdido desde que está en silla de ruedas” gracias al tratamiento que ha recibido. “Pero no podemos estar aquí mucho más tiempo, mi hijo tiene que estar en Almería, con su madre, y tiene que acudir a rehabilitación en la Bola Azul, no podemos seguir así mucho más tiempo”, exclama.

 

Temas relacionados
Redes sociales Recortes Correos Bola Azul Enfermedades raras

para ti

en destaque