Guardias civiles y policías crean una red de solidaridad

Está integrada por más de 70 personas y opera en toda la provincia

Entregando material a los sanitarios y haciendo el signo de JUSAPOL
Entregando material a los sanitarios y haciendo el signo de JUSAPOL La Voz

Decenas de agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional de Almería se han puesto en marcha. A la labor que realizan a diario para garantizar la seguridad o para colaborar en la protección de los colectivos más sensibles al contagio suman ahora un trabajo abnegado para llevar a quienes más lo necesitan esos materiales que se han hecho imprescindibles en la batalla contra la plaga del coronavirus.


Es un proyecto impulsado desde JUSAPOL-Social, que reúne a los integrantes de los sindicatos de la Guardia Civil (Jucil) y de la Policía Nacional (Jupol). En unos pocos días han puesto en funcionamiento una ‘red de solidaridad’ de la que ya forman parte decenas de agentes de ambos cuerpos de seguridad y que sigue creciendo con rapidez.


Sus representantes, entre ellos el guardia civil Francisco Magaña, explican que están participando en este colectivo tanto agentes en activo (en sus ratos libres) como viudas, huérfanos de ambos cuerpos, personal en la reserva o jubilados “todos ellos muy concienciados de la importancia de colaborar para parar esto entre todos”.


Labor colectiva 
Un trabajo que les lleva a buscar cada día esos materiales de vital importancia para muchos colectivos y que en la actualidad están escaseando. Una búsqueda para la que cuentan con la iniciativa privada; particulares y empresas que forman parte de la red y que aportan desde mascarillas a pantallas faciales, guantes, batas y otros elementos de protección.



Sus objetivos inmediatos son la Guardia Civil, la Policía Nacional, los centros sanitarios o los de la tercera edad. Sus colaboradores incluyen los impresores en 3D, los llamados ‘makers’ que fabrican los soportes para las pantallas o mascarillas; empresas fabricantes de plásticos como Sotrafa, que facilita las láminas para las pantallas, diseñadoras como Susana Márquez que, en sus talleres elabora batas con los plásticos cedidos o empresas como Indalplagas, que ha adquirido un camión con bomba de ozono para la desinfección.


Respecto a este camión de ozono, Magaña explica que la burocracia es a veces un obstáculo; se lo ofrecieron a la Guardia Civil para desinfección de los vehículos, pero no lo aceptó porque tenía que pedir permiso a Madrid. Si lo hizo la Policía Nacional, “encantados con un equipo que les permite desinfectar cada día sus coches y furgones, porque en cinco minutos se desinfecta un vehículo y todo lo que pueda llevar en su interior.


Jusapol-Social intensificará su labor en próximos días.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería