La geografía, un indicador de salud en la provincia

Alhama de Almería, Adra o Canjáyar registran un porcentaje superior a la media

Cementerio  de Canjáyar, donde se han registrado un 22% de muertes superior a la media nacional.
Cementerio de Canjáyar, donde se han registrado un 22% de muertes superior a la media nacional. La Voz

¿Por qué en Alhama de Almería se ha registrado, atendiendo a su población, una mortalidad un 43% superior a la media nacional entre 1989 y 2014, mientras que en Mojácar el número de fallecimientos ha sido, por el contrario, un 28% inferior a la previsible en el mismo periodo? 


Estos son algunos de los interrogantes que abre en Almería el nuevo Atlas Nacional de Mortalidad en España, que analiza por municipios casi 10 millones de defunciones en el país  y que vuelve a poner sobre la mesa una realidad: que las causas  y los riesgos de muerte guardan una relación directa con el territorio y sus condiciones ambientales, sociales y económicas, que se añaden, por supuesto, a las personales, como son la genética o los hábitos de vida. 


El principal autor de este mapa de la mortalidad, el estadístico Miguel Ángel Martínez Beneito, ha explicado al diario El País que su trabajo revela “diferencias geográficas muy importantes”, sobre todo entre el norte y el sur de la península, de forma que el riesgo de diabetes, por ejemplo, relacionado con la mala alimentación y la obesidad, tiene mucha mayor incidencia en Andalucía y Canarias , y menos a medida que ascendemos hacia el norte. 


El estudio revela que varios  municipios de la provincia han ‘sufrido’ un exceso de mortalidad en relación a la media nacional. Entre ellos, que igualan o superan el 20% de los fallecimientos esperados, se encuentran, además de Alhama, Adra (con un 23%  de muertes más de la media), Terque (+25%), Rioja (+24%), Canjáyar (+22%), Dalías (+21%), Berja (+20%), y Gádor (+20%).


Pero también hay otro grupo de municipios que se encuentran entre el 10 y el 20% de mortalidad más elevada de lo previsible. Entre  estos pueblos marcados en rojo en el mapa están Alhabia, con un riesgo de muerte estimado del 18 por ciento superior a la media, La Mojonera (+17%), Roquetas de Mar (+15%), Huércal-Overa (+15) y Almería capital (+12).



Menos muertes de la media

En el lado opuesto están los municipios en los que se han registrado menos muertes de la media, y que aparecen señalados en verde en el atlas de la mortalidad. Junto a Mojácar destacan los casos de Arboleas, donde el riesgo de muerte estimado es un 27 % inferior a la media; Las Tres Villas (-21%); Taberno (-19%) y Los Gallardos (-17%).   


Aunque estos datos puedan resultar, en frío,  sorprendentes y llevar a la alarma, es importante su interpretación y análisis para valorarlos en su justo término, algo que además puede ser de gran utilidad a las administraciones a la hora, por ejemplo, de elaborar sus planes sanitarios. 


Porfirio Marín, jefe de Epidemiología de la Delegación provincial de Salud, apunta, por ejemplo, dos cuestiones que pueden venir a explicar en cierta manera algunos de estos datos, aunque puntualice que no los ha analizado en profundidad. “En Alhama de Almería existen dos residencias de ancianos, lo que puede explicar que cuente con más fallecimientos que la media”.


Aunque advierta de que solo es una hipótesis, otros datos del Atlas de Mortalidad parecen coincidir con esta posibilidad, pues también revelan que en Alhama de Almería las principales causas de riesgo de muerte, que sobresalen en gran medida respecto a la media nacional, son el alzheimer ( con una incidencia de causa de fallecimiento un 189% superior a lo esperado) y la senilidad (un 85 por ciento superior). 


El paro cardíaco y la muerte sin asistencia, riesgos en la provincia

El mapa de la mortalidad en España recoge municipio a municipio cuáles son las causas de muerte que sobresalen respecto a la  incidencia media  en el país, y es aquí donde se puede deducir la desigualdad que existe entre los distintos territorios. 


Además del caso de la diabetes ya mencionado anteriormente, aquí queda de manifiesto también que en las distintas zonas mineras del país, los principales riesgos de fallecimiento para los hombres sean las enfermedades de las vías respiratorias. 


También queda reflejado que grandes ciudades tienen datos de riesgo más bajos de la media debido probablemente a que cuentan con recursos e infraestructuras sanitarias de las que carecen en otras zonas. 


Y dentro de las mismas ciudades, otros estudios han reflejado que los barrios más prósperos tienen una esperanza de vida muy superior a los marginados, por ejemplo, en otra prueba de que tanto el entorno como los hábitos de vida son claves en los datos de mortalidad.


En la provincia de Almería, según los datos recogidos en el mapa, “el paro cardíaco, la muerte sin asistencia y otras causas de mortalidad desconocidas” es el epígrafe que aparece como principal causa de fallecimiento y que supera a la media nacional. Esta es la primera causa, considerados siempre ambos sexos, en Roquetas de Mar, Mojácar, Gádor, Olula del Río, Serón y Tíjola, entre otras localidades. 


 Senilidad La senilidad es otra de las causas de muerte que superan lo esperado, y es la primera causa de riesgo en Níjar, Vera, Pulpí, Vélez Rubio, Canjáyar, Cuevas del Almanzora, Fiñana, Macael o la ya mencionada Arboleas. 


El asma es otra de las causas que también aparecen en esa primera posición de riesgo en comparación a la media, y lo hace en El Ejido y Padules. Aunque los accidentes de tráfico también aparecen en muchas ocasiones entre las primeras causas de riesgo, en algunos pueblos, como Antas, es la primera, y supera en un 30% la media.


En el caso de los pueblos de Almería puede llamar la atención que en muy pocos casos los tumores estén entre las primeras causas de riesgo, y esto ocurre porque su incidencia estaría, en la mayor parte de los municipios, muy cerca de la media nacional,  es decir que en la provincia vienen a morir por culpa de este mal aproximadamente las mismas personas que la media de todo el país. 


En todo caso, en este estudio no se habla del cáncer en general como causa de muerte, sino que lo desagrega en  alrededor de una veintena de tipos de tumores malignos, algo que hay que tener también en cuenta a la hora de valorar los datos. 


En la provincia de Almería, según datos públicos difundidos por las administraciones sanitarias y los servicios de estadística, la primera causa de muerte son las enfermedades cardiovasculares, seguidas  por  los tumores malignos de todo tipo.


“Los datos recogidos en este mapa sirven para orientar tendencias, pero nunca para generalizar o buscar explicaciones globales. A nosotros nos aportan mucha información y sirven para trabajar en planes de salud ,para disminuir desigualdades entre territorios, concluye el especialista en epidemiología Porfirio Marín.



 

Temas relacionados
Obesidad Andalucía Cáncer Salud El Ejido Huércal-Overa

para ti

en destaque