Artilleros de la Legión forman a soldados en Mali contra los yihadistas

“Intentamos hacer las cosas como nos han enseñado, con la profesionalidad de los legionarios”

Componentes del Grupo de Artillería realizan ejercicios de tiro
Componentes del Grupo de Artillería realizan ejercicios de tiro La Voz

En el hombro derecho el parche azul y circular de la misión. En el hombro izquierdo la bandera de España. En el pecho el apellido de la familia y la familia de la Legión en un emblema. Y en el dedo, el gatillo de un fusil a ras de suelo.


Los cuatro instructores del Grupo de Artillería de Campaña de Viator ponen a prueba su puntería en un pequeño campo de tiro ubicado en una porción de la sabana, a pocos kilómetros de la base de Koulikoró, cuerpo de una misión pensada desde Bamako.


Los artilleros sirven en el epicentro del contingente EUTM Mali. El país africano solicitó auxilio a la comunidad internacional en 2013 ante las revueltas islamistas ancladas en territorio touareg, al norte. La ONU formó un grupo de 15.000 soldados y policías, la mayoría de otros países africanos, para enfrentar al terrorismo en vanguardia. Mientras, la Unión Europea organizó los equipos de adiestramiento a las tropas locales y, a la vez, una amplia red de seguridad. Y ahí entró en juego la Brigada de la Legión.


El grueso del contingente formado por legionarios de Ronda y Viator e infantes de marina de San Fernando (Cádiz) se ocupan de la protección de la operación, mientras un grupo de especialistas forma a las tropas malienses. Los soldados del Grupo de Artillería pertenecen a este segundo equipo.




“Nuestra misión es adiestrar al personal maliense, no solo al ejército sino también a miembros de ámbitos como la Guardia Nacional o la Gendarmería”, explica el capitán Adrián García Salort. “Estamos instruyendo a personal que va a ocupar puestos de jefes de compañía”.
Desde el inicio de EUTM Mali en 2013, los trainers de la Unión Europea han formado a más de 10.000 soldados malienses para enfrentarse a las milicias afines a Al Qaeda en el Magreb Islámico, Yamat Nusrat Al Islam Wa Al Muslimún y sus distintas escisiones y refundaciones agigantadas en la franja del Sahel.


Y no es tarea baladí porque, como apuntan informes de Seguridad Nacional, Agencia Europea de Fronteras (Frontex) o Europol, los islamistas toman posiciones en las rutas de tráfico de seres humanos y de armas.

La experiencia
La Legión tiene una enorme experiencia en estas tareas de instrucción. Sus especialistas han participado en proyectos de  “mentorización” en lugares como Afganistán o Irak en la última década, siempre como parte de la formación de ejército locales. “Cada vez que desplegamos en zona, intentamos hacer las cosas como nos han enseñado, con la profesionalidad de los legionarios”, destaca el capitán Salort.




Mali busca esta formación porque, aunque dispone de capital humano, los soldados apenas cuentan de formación militar, más aún ante los importantes recursos desplegados por terroristas en posiciones del norte como Mopti o Tombuctú.


“Son soldados muy motivados, tienen muchas ganas de ser preparados y demandan muchos cursos que nosotros tratamos de ir proporcionándoles”, expone Fernando Sánchez, teniente coronel jefe del Grupo Táctico. “El ejército maliense es diferente, tienen recursos diferentes a los nuestros y hay que entenderlo así para poder instruirlo de la mejor manera posible”, precisa el capitán Salort.


España mantiene operaciones similares en Senegal y la República Centroafricana, ambas de carácter no ejecutivo. Se trata por tanto de ofrecer ayuda, pero no desde el enfrentamiento directo con grupos insurgentes o terroristas. La misión EUTM Mali dará el relevo a las tropas en próximo mes de mayo (si no hay alteraciones de última hora). Miembros de la Brigada Rey Alfonso XIII de la Legión en Viator se encargarán de llevar el peso del próximo grupo desplazado a Koulikoró.


La pasión de los especialistas

Los cuatro trainers del Grupo de Artillería de la Legión mantienen, a diferencia de otras unidades desplegadas, un contacto directo con las tropas malienses. Su objetivo es formar a mandos que luego transmitirán su adiestramiento a la tropa. Un minuto de conversión revela pasión por el trabajo, interés en geoestrategia y armamento y vocación de servicio público.


 

Temas relacionados
Unión Europea Terrorismo Legión Viator

para ti

en destaque