“Nadie se va a atrever a otra repetición electoral”

Entrevista a José Guirao, ministro de Cultura en funciones y candidato del PSOE al Congreso

José Guirao posa para Juan Sánchez en la Rambla de Almería, antes de la entrevista.
José Guirao posa para Juan Sánchez en la Rambla de Almería, antes de la entrevista. Juan Sánchez

El cabeza de cartel socialista repartirá el último día de campaña entre sus obligaciones institucionales como ministro de Cultura y Deporte en funciones y el rutinario Consejo de Ministros y un acto de cierre en el Teatro Cervantes de la capital. El pulpileño aspira a revalidar escaño por Almería y a sumar desde su provincia unos resultados que den más margen a Pedro Sánchez para formar un Gobierno en el que podría repetir asiento. 


Pepe Guirao tiene un discurso político cuajado por una militancia socialista de décadas y por un compromiso personal no menos contrastado con el medio ambiente y la cultura. Tras muchos años alejado de cargos públicos, Pedro Sánchez lo trajo de vuelta como su ministro de Cultura. 


 ¿Cuál es el estado de ánimo a estas alturas de la campaña? 

 Muy positivo. A lo largo de la campaña hemos ido viendo cómo el interés crecía y la gente se iba animando. El objetivo de tener una campaña participativa se ha cumplido. 


 ¿Qué percibe en la gente en cuanto a la repetición electoral? 

 Bueno, yo creo que la gente ha entendido bien las razones que nos han llevado a la repetición, que al principio no se entendió tan bien. Si te das cuenta, las derechas nos acusan de pactar con los populistas y los nacionalistas y los populistas y los nacionalistas nos acusan de pactar con la derecha. Se ha visto que estamos en estas elecciones porque ni una cosa ni la otra. Y yo creo que el electorado ha ido percibiendo que hay precios que los políticos no deben de pagar por estar en el poder y han entendido nuestra postura. 


 ¿Pero le está costando al Partido Socialista explicar lo que ha pasado? 

 Al principio sí, pero ya digo que a lo largo de la campaña se ha ido entendiendo. Yo soy bastante transversal y me muevo en ambientes ideológicos muy distintos y creo que al final se ha entendido el porqué ha habido que ir a una repetición de elecciones. 

 

 ¿Dónde estaría el punto en el que el PSOE podría pasar de la euforia a la decepción? ¿En qué número de escaños?

  Yo creo que partimos de una conciencia clara de que vamos a ganar las elecciones y eso es lo importante. Y a partir de ahí, cuantos más escaños, mejor. Pero también estoy absolutamente convencido de que cuando se termine el recuento, la situación se va a desbloquear automáticamente porque nadie va a estar dispuesto a asumir que se volvieran a repetir las elecciones. 

 

 ¿Es un deseo o una convicción?

 Una convicción. Yo creo que nadie, diga lo que diga ahora porque estamos en campaña, se va a atrever a provocar una nueva repetición de elecciones.

 

 Partiendo de la casi certeza de que habrá que llegar a acuerdos, ¿cuáles serían los mejores compañeros de viaje? 

 Nosotros lo que siempre hemos defendido es que si ganamos las elecciones podamos gobernar solos para tener capacidad de acuerdos con un amplio espectro parlamentario. Con Podemos no se sumaba mayoría absoluta, con lo cual había que pactar con más gente. No es solo conformar un gobierno, es unos votos para sacar leyes adelante. Si hay sumas que permitan tener una mayoría clara se verán las cosas de una manera. Si no hay esa suma, se verá de otra.

 

 ¿Se puede dar que al final se pudiera llegar a gobernar con Ciudadanos, que en los últimos tiempos le ha puesto las mayores líneas rojas?

 No creo. Yo creo que el votante de Ciudadanos está en desbandada y que van a tener un pésimo resultado, así que no creo que se sume con Ciudadanos. 

 

 ¿Le sorprendería una abstención del PP para dejar gobernar al PSOE?

 Si analizamos la historia del Partido Popular, me sorprendería enormemente. Si pensáramos en que lo importante es no bloquear más y conformar gobierno lo antes posible, sería razonable. 



Guirao, en la Rambla.
Guirao, en la Rambla.Juan Sánchez


 Como candidato del PSOE por Almería, ¿a quién cree que puede rebañar votos?

 Lo que me gustaría es conseguir que volvieran al Partido Socialista votantes que en algún momento dejaron de votarle y se fueron en unos casos a Ciudadanos y en otros a Podemos, y que volvieran a votar al PSOE porque, según todos los indicios y las encuestas, ni uno ni otro van a sacar escaño, serían votos a favor de la derecha. Apelo a la reflexión de estas personas, que piensen que un voto que no venga al PSOE en este momento va a ser un voto perdido para un gobierno de progreso en España. 


 ¿Y qué le ofrece el PSOE ahora a estas personas que se hayan podido sentir decepcionadas, en qué ha cambiado el mensaje? 

 Bueno, nuestro mensaje es el mismo, muy ampliado. El presidente hizo un ejercicio que no se había hecho nunca en la historia de la democracia española, que es sentarse con todos los colectivos representativos de la sociedad española, oírlos e incorporar la mayoría de las cosas que planteaban como necesidades. Así que hemos construido un programa que va más allá de nuestro propio programa para incluir muchas demandas que nos han parecido razonables. Hemos dado ejemplo de ser un partido abierto en la conformación de su programa y su proyecto político. 


 ¿Son más rivales los rivales o la abstención?

 Yo creo que la abstención es un rival de la democracia, y nuestro verdadero rival es el tripartito de la derecha. En el fondo los nuevos partidos no han cumplido expectativas. Ciudadanos se ha convertido en un partido de derecha más, que está apuntalando al PP, y apoyándose, que es lo más lamentable, en la extrema derecha. Y en Podemos, a Iglesias solo lo he oído y lo he visto criticar al PSOE, no a la derecha. Al final los nuevos partidos no han sido útiles. Se han enredado los dos en darle el sorpasso los de Ciudadanos al PP y los de Podemos al PSOE. Si ellos, en vez de ambicionar dar el sorpasso a los partidos que tenemos más historia, se hubieran centrado en facilitar y en complementar esos proyectos hubieran sido más útiles. Pero creo que han padecido un síndrome.

 

 ¿Qué síndrome?

 De ensimismamiento. Han pensado más en ellos que en toda la sociedad española.

  ¿El PSOE ha conjurado ese riesgo de sorpasso por parte de Podemos?

 Absolutamente. Podemos ha sido un proyecto que ha ido a menos en discurso y en base social. 

 

 ¿Es un proyecto frustrado?

 Yo creo que es un proyecto ensimismado y en función de si tiene capacidad de salir quizá pueda ser un proyecto útil, pero, si no, será un proyecto sin horizonte. 


 Si a partir de las elecciones está en Gobierno como si le tocara estar en la oposición, ¿qué hará en relación con el AVE de Almería? 

 Si estuviera en el Gobierno, lo que he hecho hasta ahora, empujar para que el AVE llegue. Estoy muy orgulloso de que en este año escaso hayamos contratado y licitado el 80 por ciento del AVE de Almería y lo que no se ha contratado y licitado es porque no había proyectos, que se están terminando de redactar. Y si estuviera en la oposición apoyaría al Gobierno que siguiera desarrollando el AVE.  Hay temas que están por encima de las posiciones de partido y el tener una provincia comunicada por ferrocarril acorde con la época que vivimos hay que apoyarlo, esté uno en el gobierno o en la oposición. 


 ¿Y en relación con el agua?

 Lo he explicado bastante en la campaña, tenemos que ir a la autosuficiencia. Yo creo que todas las fuentes son necesarias, pero hay dos que pueden en el futuro causarnos problemas. Si a partir del año 27 no vamos a poder extraer de los acuíferos deficitarios y si el agua de trasvases solo funcionará siempre y cuando se cumplan los mínimos y el régimen de lluvias es cada vez más deficitario, nuestra obligación es ser una sociedad autosuficiente hídricamente para no depender de factores que no controlamos. Eso te da un factor de incertidumbre que para la industria agroalimentaria es letal. Así que nuestra apuesta es, sin renunciar a nada de lo que tenemos, apostar por el agua desalada. Y, además, abaratar los costes por dos vías. Una que es ampliar su rendimiento y almacenar ese agua para cuando haga falta. Y la otra, que se consuma energías renovables para desalar. 



Un gesto del ministro de Cultura en funciones y candidato al Congreso durante la charla.
Un gesto del ministro de Cultura en funciones y candidato al Congreso durante la charla.Juan Sánchez


 Si gobernara la derecha y planteara retomar el Plan Hidrológico Nacional, ¿lo apoyaría?

 No estaría de acuerdo. Aparte, no lo van a retomar. Es pura retórica. El Plan Hidrológico Nacional el PP no lo retomó cuando volvió al Gobierno porque Europa se lo impidió, porque el coste energético de traer el agua del Ebro es brutal y además no había recursos. Si no, ya lo habría retomado. Así que tanto Vox como el PP si plantean retomar el Plan Hidrológico del PP están faltando a la verdad porque saben que es imposible. Vox no sé si lo sabe porque no tienen experiencia de nada y hablan de eslogan. Pero el PP, que sí tiene experiencia de gobierno y sabe de lo que va esto, si lo plantean es retórica vacua. Y estoy seguro de que si pensaran que iban a ganar las elecciones no lo plantearían. Pero como saben que no las van a ganar, pues no cuesta trabajo. Un brindis al sol. 


 ¿Y qué haría en cuanto al patrimonio, que es un tema que le toca de cerca?

 Yo voy a apoyar el patrimonio siempre. Igual que el tema medioambiental, forma parte de mi historia, de mi vida y de mis cimientos como persona. Así que si estoy en el gobierno lo vamos a seguir apoyando. En un año, a través del uno y medio por ciento cultural, hemos planteado cuatro proyectos para Almería, el Cable Inglés y la Torre de la Catedral, el castillo de Cuevas de Almanzora y el Castillo de Pulpí. Hay bastantes proyectos más que he estado viendo con distintos ayuntamientos y animándolos a que los presenten. Frente a eso el PP en ocho años ha sacado dos proyectos para Almería. Así que mi compromiso es total y también con otras cosas que todavía no se han puesto encima de la mesa. Esté donde esté, voy a estar con la cultura y con el patrimonio. 


 ¿Cómo ve a sus rivales? 

 A la representante de Podemos no la conozco. A Villegas [Cs] y Miguel Ángel [PP] los conozco muy poco pero me parecen gente educada y eso lo valoro por encima de todo. Y la chica de Vox por el mero hecho del mensaje que tienen y de las falsedades que transmiten, ya me dificulta otro tipo de acercamiento. Yo viví el nacimiento de la democracia y ver tergiversar los logros de la democracia, me parece escandaloso. Dicho eso, políticamente, yo creo que el PP está agotado y tiene una incapacidad genética casi de entender la diversidad territorial de España, y es un tema importantísimo. Y en el caso de Ciudadanos yo creo que es un proyecto fallido. Tú no puedes ser por la mañana socialdemócrata, al mediodía más de derechas que el PP y por la tarde liberal. Creo que Ciudadanos, después de estas elecciones tendrá que plantearse si se refunda, si desaparece o si tiene que hacer profundos cambios internos. Sinceramente, y es mi percepción, creo que ahora mismo el único partido que está en la centralidad, que tiene capacidad de interlocución y de establecer alianzas con la mayor parte de la sociedad española es el Partido Socialista. Ha habido otros momentos en que no ha sido así. 


 ¿Para Almería tener un diputado sentado en el Consejo de Ministros pesa a la hora de las decisiones?

 Pues desde luego en el Consejo de Ministros yo creo que a nadie se le olvida ni un día que soy de Almería. No sé si soy un poco pesado incluso (risas). El PSOE está en que lo que uno demande para su provincia sea razonable y posible. Lo que yo he planteado hasta ahora es que se le debía a Almería el retomar las obras del AVE porque los ocho años del PP han sido ocho años de vacaciones inversora. Es que ni siquiera habían puesto en marcha la conexión de la 92 con la A-7 o el tercer carril de la ronda de Almería hasta Roquetas. El problema del PP no es que no haya invertido en obra, es que ni siquiera invirtió en proyectos. Y no es porque, como dicen ellos, con la crisis no pudieran. En el AVE de Galicia en estos ocho años se han invertido miles de millones de euros.

 

 ¿Quizá no hubo capacidad de influir?

 Yo creo que tampoco han trabajado. Yo conozco muy bien al exministro íñigo de la Serna y estoy convencido de que si lo hubieran presionado, hubiera respondido. Yo creo que estos señores han estado de vacaciones. Rafael Hernando, centrado en su portavocía, que era lo que le interesaba, y el resto no sé qué estaban haciendo. Desde luego, empujando no. Sinceramente creo que han estado de vacaciones inversoras y lo digo sintiéndolo mucho, porque si ellos hubieran continuado el AVE, ya lo tendríamos y les aplaudiríamos. Es que ha sido muy grave lo que ha pasado aquí con las vacaciones inversoras del PP. 


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería